This content is not available in your region

Borrell dice que no puede garantizar que el embargo al petróleo ruso salga adelante

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  & Euronews  con Agencia Efe
euronews_icons_loading
Imagen de ilustración.
Imagen de ilustración.   -   Derechos de autor  AP / Olivier Matthys

Parece poco probable que los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea logren llegar a un consenso sobre la aplicación de un embargo al petróleo ruso.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, admite que la iniciativa puede que no logre avanzar, al menos a corto plazo. Ya que son varios los países que se oponen.

"Discutiremos sobre ello y haremos todo lo posible para desbloquear la situación. No puedo asegurar que esto vaya a ocurrir porque las posiciones son bastante fuertes, pero creo que si entendemos la situación particular de algunos Estados miembros, y todos nos esforzamos por presentar un frente unido contra Rusia, lo conseguiremos", dijo Borrell y apuntó: “Mi papel no es culpar a nadie, sino lograr consenso”.

El jefe de la diplomacia de Lituania, Gabrielius Landsbergis, decidió lanzar un contundente mensaje.

"Así es como seremos recordados, o la Unión Europea que consigue avanzar y enviar un mensaje muy claro a Rusia. O la que se quedó estancada. Y ahora, por desgracia, toda la Unión es rehén de un Estado miembro".

Ese estado miembro es Hungría, la principal detractora del embargo ruso. Otros países la siguen, como es el caso de Eslovaquia y República Checa. Todos energéticamente dependientes de Rusia y sin salida al mar, lo que les quita la posibilidad de recibir barcos petroleros de otros países. 

 "Solo tienen petróleo por oleoductos y desde Rusia”, explicó Borrell. 

Estos países reclaman un plazo de tres años para aplicar el veto al petróleo ruso. Sin embargo, pese a numerosas reuniones a nivel de diplomático y una oferta de hacer una exención hasta el 31 de diciembre de 2023, La UE y dichos Estados miembros no han llegado a un consenso para sacar adelante el nuevo paquete de sanciones.

El sexto paquete de sanciones incluye también la exclusión del Sberbank, el mayor banco de Rusia, del sistema internacional de transacciones Swift, o medidas restrictivas selectivas contra el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa o autores de atrocidades en Ucrania.