This content is not available in your region

Naciones Unidas convoca al Reino Unido y a Ruanda por su polémico pacto migratorio

Access to the comments Comentarios
Por Elena Garcia Viscasillas
euronews_icons_loading
Priti Patel, ministra de Interior del Reino Unido, delante de las Nacionaes Unidas
Priti Patel, ministra de Interior del Reino Unido, delante de las Nacionaes Unidas   -   Derechos de autor  Martial Trezzini/' KEYSTONE / MARTIAL TREZZINI

Reino Unido y Ruanda citados en Ginebra por su polémico acuerdo migratorio.

Este pacto permitiría a las autoridades británicas enviar a los inmigrantes llegados al Reino Unido a Ruanda para que se tramiten sus solicitudes de asilo.

El documento ha sido duramente criticado por las Naciones Unidas.

Las agencias de derechos humanos y refugiados de la ONU advirtieron que esta medida va en contra de la Convención Internacional sobre los Refugiados.

Sin embargo, la ministra de interior británica Priti Patel defiende la postura de su Gobierno, alegando que el año pasado entraron ilegalmente más de 20 000 personas. Para ella, esta medida es una manera de encontrar "soluciones nuevas e innovadoras a problemas globales".

Somos un gobierno que, junto con nuestros socios, el gobierno de Ruanda, busca soluciones nuevas e innovadoras a los problemas globales. Me temo que otras organizaciones y otros países no están aportando alternativas, y el statu quo ya no es aceptable.
Priti Patel
Ministra de Interior del Reino Unido

El ministro de exteriores ruandés Vincent Biruta aseguró que "ta_n pronto como el Reino Unido esté preparado para enviar el primer lote de solicitantes de asilo, nosotros_ estaremos listos para recibirlos__. Hemos puesto en marcha todos los mecanismos necesarios para tramitar el proceso de solicitud de asilo. Y también estamos trabajando en la logística".

Las reuniones en Ginebra se producen poco tiempo después de que Priti Patel viajase a Ruanda.

En esta visita la ministra firmó el contrato de este acuerdo y visitar las instalaciones donde serán acogidos los inmigrantes.

Pero, en el Reino Unido, a quien proecupa especialmente la evolución de este acuerdo es a los refugiados ucranianos, temen cómo les pueda afectar.