This content is not available in your region

EXCLUSIVA-El yerno de Yeltsin deja de ser asesor de Putin: fuentes

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

LONDRES – Valentin Yumashev, el yerno del exlíder ruso Boris Yeltsin que ayudó a Vladimir Putin a llegar al poder, abandonó su papel como asesor del Kremlin, según dijeron a Reuters dos personas familiarizadas con el pensamiento de Yumashev.

Si bien Yumashev era un asesor no remunerado con una influencia limitada en la toma de decisiones de Putin, su salida elimina uno de los últimos vínculos dentro de la administración de Putin con el gobierno de Yeltsin, un período de reformas liberales y de apertura de Rusia hacia Occidente.

Putin ordenó a sus fuerzas armadas atacar Ucrania el 24 de febrero, en una invasión que los gobiernos occidentales consideran un acto de agresión injustificado y que Moscú califica de “operación especial” necesaria para proteger a los rusoparlantes del este de Ucrania.

En marzo, Anatoly Chubais, otra alta figura de la era Yeltsin, dejó su papel de enviado especial del Kremlin. Este mes, un diplomático de la misión de Rusia ante Naciones Unidas dimitió por la guerra.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre la situación. Yumashev tampoco respondió a una solicitud de comentarios que le envió Reuters.

Lyudmila Telen, primera subdirectora ejecutiva del Centro Presidencial Boris Yeltsin, una fundación de la que Yumashev es miembro del consejo de administración, dijo a Reuters que Yumashev dejó el cargo en abril. Cuando se le preguntó por qué se fue, respondió: “Fue una iniciativa suya”.

Una segunda persona familiarizada con el pensamiento de Yumashev, que habló bajo condición de anonimato, también dijo que dejó de ser asesor presidencial en abril.

Bajo el mandato de Yeltsin, que fue presidente ruso de 1991 a 1999, Yumashev fue asesor del Kremlin y posteriormente jefe de gabinete del Kremlin. Está casado con la hija de Yeltsin, Tatyana.

Yumashev dirigía la administración presidencial en 1997, cuando Putin, un antiguo espía del KGB que un año antes había recibido un puesto administrativo de rango medio en el Kremlin, fue ascendido a jefe de gabinete adjunto de la presidencia. Ese ascenso sirvió de trampolín para que Putin fuera ungido como heredero de Yeltsin y ganara las elecciones presidenciales en 2000, tras la dimisión de éste.

Aunque las políticas de Putin a lo largo de los años se han alejado de los valores que propugnaba Yeltsin, el líder ruso ha mantenido sus vínculos con la ex primera familia. En enero de 2020, según el sitio web del Kremlin, Putin visitó a la hija de Yeltsin, Tatyana, en su casa para felicitarla por su cumpleaños.