This content is not available in your region

Rafael Nadal con la vista puesta en Wimbledon tras ganar su 14º Roland Garros pese a su pie

Access to the comments Comentarios
Por Ana Buil Demur  con EFE
euronews_icons_loading
El tenista español Rafael Nadal con su 14ª Copa de los Mosqueteros, en París (Francia), tras vencer al noruego Casper Ruud en la final de Roland Garros.
El tenista español Rafael Nadal con su 14ª Copa de los Mosqueteros, en París (Francia), tras vencer al noruego Casper Ruud en la final de Roland Garros.   -   Derechos de autor  Michel Euler/The Associated Press

Con 36 años recién cumplidos y una lesión crónica en un pie, ¡Rafael Nadal volvía a hacerlo!: este domingo levantaba en París su décimo cuarta Copa de los Mosqueteros, tras vencer al noruego Casper Ruud en la final de Roland Garros. Es su vigésimo segundo Grand Slam, y el segundo esta temporada.

"He podido jugar durante estas dos semanas con condiciones extremas. He estado jugando con inyecciones en los nervios para dormir el pie, y por eso pude jugar durante estas dos semanas, porque no tengo sensibilidad en el pie, porque mi médico pudo poner inyecciones anestésicas en los nervios", explicaba Rafael Nadal, tenista.

El tenista español no quiere decir adiós a Roland Garros y ha declarado que luchará "por volver el máximo de años" que pueda. Sobre el futuro inmediato, tiene ya la vista puesta en Wimbledon, a finales de mes:

"Wimbledon es una prioridad, siempre ha sido una prioridad. Si puedo jugar con antiinflamatorios, sí; jugar con inyecciones de anestésicos, no. No quiero volver a estar en esa situación. Puede pasar una vez, pero no, no es una filosofía de vida que quiera seguir".

Nadal va a probar un nuevo tratamiento, de inyecciones con radiofrecuencia pulsátil. Tiene claro que no quiere anteponer su carrera a su felicidad. "Si no soy capaz de seguir, haré otras cosas", ha dicho.

Fuentes adicionales • FFT