This content is not available in your region

Rusia a punto de controlar por completo la región de Lugansk

Access to the comments Comentarios
Por Ana Buil Demur  con AFP, EFE
euronews_icons_loading
Entrenamiento militar a civiles en las afueras de Kiev, capital de Ucrania.
Entrenamiento militar a civiles en las afueras de Kiev, capital de Ucrania.   -   Derechos de autor  Natacha Pisarenko/AP

"La defensa heroica del Donbás continúa", afirmaba anoche el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, unas horas después de que Rusia dijera haber tomado los barrios residenciales de Severodonetsk, la última ciudad de la región de Lugansk bajo control ucraniano, donde permanecen aún unos 10.000 habitantes.

Zelenski señalaba que "la situación en el frente no ha cambiado significativamente en las últimas 24 horas". Moscú, por su parte, asegura controlar ya el 97% de Lugansk, que junto a la región de Donetsk conforma el Donbás.

Zelenski dice que "se debe lograr la victoria en el campo de batalla" antes de que puedan llevarse a cabo negociaciones. Dice estar dispuesto a mantener "conversaciones directas con (Vladímir) Putin", para hablar de acabar con la guerra. "No creo que haya nadie más con quien hablar en Rusia", afirma.

"Por supuesto, la victoria debe ser primero en el campo de batalla, o por así decirlo, no sólo la victoria sino, sobre todo, una situación fuerte y sólida en el campo de batalla", declaró Zelenski, insistiendo en que Ucrania necesita al menos tantas armas como los rusos.

"Son bastardos degenerados"

En Moscú las posturas parecen estar endureciéndose. El expresidente ruso Dmitri Medvédev expresó su "odio" a quienes quieren destruir Rusia, llamándolos "bastardos degenerados":

"A menudo me preguntan por qué mis publicaciones en Telegram son tan duras. La respuesta es que los odio. Son bastardos degenerados. Quieren que nosotros, Rusia, muramos. Pero mientras esté vivo, haré todo lo posible para hacerlos desaparecer".

La batalla del grano

Respecto a la batalla del grano, Moscú y Kiev se acusan mutuamente de destruir los recursos de cereales y de agravar la crisis alimentaria mundial.

De la creación de corredores marítimos seguros para la exportación de granos por el Mar Negro hablarán en Ankara, este miércoles, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y su homólogo turco, Mevlüt Cavusoglu.

A petición de la ONU, Turquía ha ofrecido su ayuda para escoltar los convoyes marítimos desde los puertos ucranianos, a pesar de la presencia de minas rusas.