This content is not available in your region

Borradas las imágenes de las cámaras del Stade de France

Access to the comments Comentarios
Por euronews
euronews_icons_loading
Francia culpa de los incidentes a los hinchas británicos e ignora la violencia de bandas de Saint Denis y la represión policial
Francia culpa de los incidentes a los hinchas británicos e ignora la violencia de bandas de Saint Denis y la represión policial   -   Derechos de autor  AFP

Ninguna instancia reclamó la conservación de las imágenes de los incidentes, agresiones de vecinos de Saint Denis a los asistentes a la final de la Champions, intervenciones policiales indiscriminadas, pese a que se borran automaticamente a los siete días.

Doce días después de las agresiones y robos organizados ocurridos en la final de la Champions Liverpool-Real Madrid en el Stade de France, el escándalo está lejos de remitir.

Muchas imágenes han sido ampliamente difundidas en las redes sociales pero los investigadores no podrán ver las grabaciones de videovigilancia de las cámaras de seguridad.

Todas ellas habrían sido borradas, oficialmente al menos, porque los vídeos solo están disponibles siete días.

Ni la justicia pidió que se revisasen ni ninguna otra instancia reclamó su conservación preventiva.

Una sorprendente revelación hecha este jueves durante las nuevas comparecencias ante la comisión del Senado.

Un escándalo, para el alcalde de Liverpool, Steve Rotheram, que dió su testimonio por videoconferencia:

Presente en el Stade de France la noche del partido, fue robado en Sant Denis y cuestionó duramente a las autoridades francesas y, en particular, al ministro del Interior por escudarse en los hinchas británicos como "chivos expiatorios" para ocultar la mala organización francesa y los atracos a los espectadores: "Creo que el señor (Gérald) Darmaninpuede haber intentado engañar no sólo a la opinión pública de Francia, sino también a los medios de comunicación de todo el mundo. En mi país, sé que a los políticos a veces les gusta ver la realidad a su manera. Pero eso no exime a las autoridades francesas de llevar a cabo una campaña para culpar a alguien y encontrar un chivo expiatorio.

Ante las quejas por robos sufridos por hinchas británicos y merengues, objetivos de bandas armadas y organizadas y agresiones policiales a espectadores con entrada, el prefecto de policía de París, Didier Lallement, reconoció ante los senadores unicamente "un fallo" de "su responsabilidad" sobre el número de aficionados sin entradas o con falsificaciones: "Tal vez me equivoqué en la cifra de 30.000 a 40.000 que le di al ministro (...) nunca he afirmado que esa cifra fuera más que unos pocos miles exactamente, pero me parece que refleja perfectamente cuál era la situación".

Francia mantiene que la responsabilidad de los incidentes es de los hinchas británicos.

La versión oficial francesa no acepta ni la desorganización ni la actuación de bandas organizadas y armadas de Saint Denis con el objetivo de robar a los espectadores.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Comentario en off)