This content is not available in your region

Culpa e impotencia: La élite cultural rusa sufre en el exilio la guerra en Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Monica Pinna
euronews_icons_loading
Culpa e impotencia: La élite cultural rusa sufre en el exilio la guerra en Ucrania
Derechos de autor  euronews

"La actual invasión de Ucrania no sólo destruye un país, sino dos", reflexiona Angelina Davydova. Esta periodista medioambiental rusa no es la única en opinar lo mismo sobre la guerra que lleva a cabo Vládimir Putin. Artistas, informáticos y académicos; las mentes más brillantes de Rusia están abandonando el país en masa. 

¿Adónde van? ¿Qué les ha empujado a tomar tal decisión? ¿Qué país están dejando atrás? Son estas preguntas las que han movilizado el equipo de Witness hasta la ciudad de Berlín.

"Les importa un carajo la política en Rusia"

Anna Demidova es una directora de teatro de Moscú. Tiene una compañía independiente allí. Salió de Rusia el 8 de marzo. Se muestra convencida del papel social y político del arte.

La conocí en el céntrico barrio berlinés de Mitte, donde se ha ido para empezar de nuevo. Me contó que, desde que empezó la guerra, participaba en todas las protestas y que su familia la empujó a marcharse ya que estaban preocupados de lo que podría pasarle. 

"Antes de que Putin empezara esta guerra, dice Anna, intentaba invertir todo lo que tenía como persona, como ciudadana y también como artista para hacer entender a la gente que necesitamos más conciencia de nuestra responsabilidad, que debemos participar en nuestra vida política. Porque la gente no entiende la política. No les interesa. [A los rusos] les importa un carajo lo que pasa en Rusia".

La guerra significó el fin de todo, aseguró Anna. Sentía que todo lo que hacía era inútil.

"Una parte de mí no podía entender lo que estaba sucediendo, pero la otra parte también entiende que es la continuación lógica de lo que Putin ha estado haciendo en los últimos 20 años. Nuestro país se ha vuelto más militarista. Mi abuelo y todos mis parientes decían que una guerra no debería volver a ocurrir. El lema de las celebraciones del final de la Segunda Guerra Mundial era 'nunca más'. Pero en algún momento Putin lo transformó en "podemos repetirlo". Lo cual es una absoluta locura", explicó.

Persecución y exilio: el periodismo ruso también bajo ataque

La represión de la libertad de expresión en Rusia también ha provocado la salida de varios periodistas. Conocimos a varios que se vieron obligados a abandonar Rusia, recibieron amenazas y presiones anónimas debido a su cobertura de la guerra.

El trabajo de un periodista consiste en ser testigos de la sociedad, de los acontecimientos de la actualidad, y hacerlos públicos. Esto sigue costando vidas en todo el mundo cada año. 55 periodistas fueron asesinados en 2021, según la UNESCO. Los periodistas también son asesinados en Ucrania y los periodistas en Rusia están en peligro.

Angelina Davydova, una conocida periodista medioambiental de San Petersburgo, tardó una semana en meter su mundo en una maleta.

"Me di cuenta de que si quiería continuar con mi trabajo y si quería seguir expresando públicamente lo que pienso en los medios de comunicación, y también en mis redes sociales, tenía que tomar una decisión. O me quedo en el país y me callo, o me quedo en el país y temo por mi vida todos los días porque sigo trabajando, o me voy del país; y decidí irme del país", relata Davydova.

"Siempre pensé que incluso cuando teníamos algunas tendencias políticas desfavorables, todavía había espacio para que la gente hiciera algo. Lo que veo ahora es que muchas de estas acciones concretas y específicas han sido aplastadas por esta decisión política tan elevada (ir a la guerra), que en realidad no tiene nada que ver con la vida de la gente en el país ni con su bienestar o su futuro."

Ya sean periodistas y artistas que denuncian el freno de Rusia a la libertad de expresión, o técnicos que utilizan sus habilidades para dar espacio en Internet a los disidentes, todos los que conocí están decididos a utilizar sus habilidades para promover el cambio desde el exterior.

Periodista • Monica Pinna