This content is not available in your region

La guerra en Ucrania durará 'al menos dos años', según el ex primer ministro ruso Mijaíl Kasiánov

Access to the comments Comentarios
Por euronews  con AFP
euronews_icons_loading
El ex primer ministro ruso, Mijaíl Kasiánov, en una imagen de archivo.
El ex primer ministro ruso, Mijaíl Kasiánov, en una imagen de archivo.   -   Derechos de autor  Alexander Zemlianichenko/AP2011

Este hombre es Mijaíl Kasiánov, ex primer ministro de Vladímir Putin (entre mayo de 2000 y febrero de 2004), y ahora una de las voces más críticas contra la invasión rusa de Ucrania. 

Kasiánov reconoce abiertamente, en una entrevista concedida a la agencia France Presse, que ni en la peor de sus pesadillas hubiera podido imaginar a su antiguo jefe lanzando una guerra a gran escala en Ucrania.

"Debería haber una desputinización (de Rusia). Se necesitarán diez años para llevarlo a cabo, para restablecer y fortalecer la confianza con el mundo civilizado, en primera instancia con los países de la Unión Europea, que son nuestros socios y vecinos naturales", ha dicho el ex primer ministro ruso, Mijaíl Kasiánov.

Kasiánov que lidera uno de los partidos de la oposición, ha abandonado Rusia por razones de seguridad. 

En su opinión, Putin "está fuera de si" en términos políticos, una persona muy diferente de la que conoció.

"Creo que si cae Ucrania, los Estados bálticos serán los siguientes. Estos son los logros de un sistema que, con el apoyo de Putin como jefe de Estado, ha comenzado a actuar, incluso de una forma más cínica y cruel que en los últimos días de la Unión Soviética. Esencialmente, este es un sistema del KGB (la principal agencia de seguridad de la época soviética), basado en la anarquía y en la total falta de responsabilidad. Está claro que ellos no esperan ningún castigo", ha añadido Kasiánov.

Respecto al curso de la guerra, Mijaíl Kasiánov, cree que puede durar hasta dos años y que es "imperativo" que gane Ucrania. Sus consecuencias determinarán el futuro de Rusiaque volverá, asegura, a la senda para construir "un estado democrático".