This content is not available in your region

Macron, Scholz y Draghi se reúnen con Zelenski en Kiev para mostrar el apoyo de la UE a Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Ana Buil Demur  con AFP, EFE
euronews_icons_loading
Emmanuel Macron, Olaf Scholz y Mario Draghi.
Emmanuel Macron, Olaf Scholz y Mario Draghi.   -   Derechos de autor  AFP

La Unión Europea (UE) quiere lanzar una señal fuerte de su apoyo a Ucrania. Para ello y para escenificar la unidad europea han viajado a Kiev el presidente francés, Emmanuel Macron, que preside este semestre la UE, el canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro italiano, Mario Draghi. Representan las tres mayores economías del bloque comunitario. Durante el trayecto en tren se han reunido durante dos horas para preparar su encuentro con el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski.

Este ha sido el mensaje del presidente francés, Emmanuel Macron, para el pueblo ucraniano: 

"Un mensaje de unidad europea dirigido a las ucranianas y ucranianos, de hecho; de apoyo, para hablar tanto del presente como del futuro, porque las próximas semanas, lo sabemos, serán semanas muy difíciles".

Ucrania mira a la UE

La visita se produce tan solo cuatro días después de la de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante la que habló con Zelenski sobre las aspiraciones de Ucrania de entrar en la UE. 

Von der Leyen dijo que Ucrania está "en el buen camino" porque posee "una democracia parlamentaria sólida con instituciones robustas", pero debe "hacer más" en la lucha contra la corrupción y la modernización administrativa.

El viaje de los tres líderes europeos se produce también en vísperas de tres importantes citas: la cumbre europea en Bruselas, de los próximos días 23 y 24, en la que se abordará la candidatura de Ucrania a la UE; la cumbre del G-7 en Berlín y la de la OTAN en Madrid. 

113 días de guerra

Cuando se cumplen 113 días desde el inicio de la invasión rusa, el 24 de febrero, la ofensiva rusa se centra en el control de la región de Lugansk, en el Donbás. 

Tras la planta siderúrgica de Azovstal, en Mariúpol, ahora, todas las miradas están puestas en la planta química de Azot, en Severodonetsk. Allí están refugiados cientos de civiles. El primer intento de evacuación ha fracasado.