This content is not available in your region

Nace un rinoceronte blanco en Cuba, una buena nueva para una especie amenazada

Access to the comments Comentarios
Por Angelica Parra Hernandez  & Euronews  con AFP
euronews_icons_loading
Bebé rinoceronte blanco pasea con su madre en la pradera
Bebé rinoceronte blanco pasea con su madre en la pradera   -   Derechos de autor  AFP

A pocos días de haber nacido, Ale un rinoceronte blanco bebé se pasea curioso en las praderas del Zoológico Nacional de Cuba al lado de su madre Katherine. Esta especie está amenazada por la caza furtiva que contribuye al lucrativo negocio de los cuernos de estos mamíferos en los mercados de Asia. Cuba está aportando su grano de arena para lograr la conservación de esta especie.

Alexander Arango, técnico especialista en fauna exótica encargado de los rinocerontes en este parque, nos cuenta una de las estrategias que están llevando a cabo para ayudar a salvar a estos animales.

"Estamos formando un banco genético, que esperemos no sea fatal para la especie, para en un futuro poder introducir alguno de estos individuos en parques nacionales de África, donde la especie ya no existe debido a la caza furtiva”. 

Este parque temático, que se encuentra ubicado a las afueras de la Habana, ha visto nacer a tres ejemplares de este tipo en 21 años. 

Tan solo hace 3 años se celebró el nacimiento de un rinoceronte que fue llamada Esperanza Mel; su primer nombre inspirado en el proyecto de rescate de las especies de rinoceronte blancos y negros que se ejecuta en el continente africano. Los padres de Ale fueron parte de una donación de 10 rinocerontes de Namibia, que se llevó a cabo en el 2013.

Los animales de la pradera saludaron a la nueva cría

Cerca de 150 cebras, una decena de hipopótamos y dos jirafas, entre otros animales que habitan esta pradera del zoológico, conocieron a Ale solo unos días después de su alumbramiento. El día en que la nueva cría nació, Katherine se fue sola a un lugar apartado, sin que los técnicos del parque intervinieran. "Quisimos que todo fuera lo más natural posible", señala Arango.

Este zoológico cuenta con ocho rinocerontes blancos y cuatro negros, lo que hace que tenga uno de los mayores grupos de estos mamíferos entre zoológicos de América Latina, lo que enorgullece a sus cuidadores.