EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Mallorca recibe a la turista estadounidense que no podía abortar en Malta

Andrea Prudente
Andrea Prudente Derechos de autor Jay Weeldreyer / AP
Derechos de autor Jay Weeldreyer / AP
Por Blanca Castro con Agencia EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Termina finalmente el sufrimiento de Andrea Prudente. La turista estadounidense a la que Malta negó practicarle un aborto, a pesar de que su vida estaba comprometida y el feto ya no era viable.

PUBLICIDAD

Una turista estadounidense que se encontraba de vacaciones en Malta ha tenido que ser evacuada a España al no poder someterse a un aborto en la isla y para evitar serios riesgos para su vida tras un complicado desprendimiento de placenta.

Prudente, y su pareja, Jay Weeldreyer, llegaron este jueves a Mallorca para que ella pudiera ser tratada. Tuvo ha tenido que ser evacuada a España al no poder someterse a un aborto en la isla tras un complicado desprendimiento de placenta.

Malta, pequeño estado insular en el medio del Mediterráneo, es el único país de la Unión Europea que declara ilegal cualquier forma de aborto.

"Está agotada, pero aliviada. Y su estado físico es estable, está a salvo. Tiene que interrumpir el embarazo, así que durante los próximos dos días va a estar de parto", declaró Weeldreyer en las afueras del hospital mallorquín. 

La mujer, en la décimo sexta semana de gestación, se encontraba de vacaciones con su esposo en la isla de Gozo cuando sufrió un desprendimiento de placenta, lo que la causó fuertes hemorragias, según informan los activistas de Doctors for Choice.

Su situación era peligrosa porque podría derivar en una infección o septicemia y poner en riesgo su vida.

Fue ingresada inmediatamente en el hospital Mater Dei de Gozo pero, aunque los doctores reconocían que no había posibilidades de que el feto sobreviviera, el hecho de que su corazón continuara latiendo impedía el aborto, ni siquiera ante el riesgo de infección.

Esto a pesar de que la paciente solicitara voluntariamente la interrupción de su embarazo.

Desde Doctors for Choice explicaron que entonces la familia de la mujer se puso inmediatamente a buscar una solución, que pasaba por que abandonara la isla a otro país, siendo Reino Unido la primera opción, aunque se descartó porque era demasiado lejana.

Después de recibir los permisos necesarios, también de su seguro de salud, finalmente se ha optado por España.

Editor de vídeo • Oscar Valero

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Indignación y protestas en todo EE. UU. tras la anulación del derecho al aborto

Biden pide a los electores que expresen en las urnas su rechazo al fallo contra el derecho al aborto

Malta le impide abortar a una turista con un embarazo no viable y cuya vida está en peligro