This content is not available in your region

Otra jornada de rechazo de la anulación del derecho al aborto en EEUU

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Manifestación contra la desprotección del aborto en EEUU
Manifestación contra la desprotección del aborto en EEUU   -   Derechos de autor  Bob Andres/2019 Atlanta Journal Constitution

Otra jornada de protestas en Estados Unidos contra el Tribunal Supremo por haber revocado la protección legal del aborto en el país. Cientos de manifestantes, en su mayoría mujeres y jóvenes se concentraron frente al alto tribunal en Washington por segundo día consecutivo.

Aquí coincidieron sin incidentes con otro grupo que celebraba la decisión de la Corte. Concentraciones que exigían el aborto libre se celebraron también en otras ciudades del país.

Bajo un sol de justicia y un intenso calor, los manifestantes repitieron al unísono cánticos como "El aborto es salud" y "Esta decisión no se puede mantener, aborto legal en todo el país", mientras que los contrarios al aborto les contestaron con "pro-vida es pro-mujer".

Se espera que las protestas sigan y que sean por lo general pacíficas igual que las del viernes, en las que sólo hubo que lamentar algunos incidentes aislados como en el caso de Phoenix (Arizona), donde la Policía dispersó a los manifestantes con gas lacrimógeno.

Por su parte, el presidente de EEUU, Joe Biden, reiteró este sábado su rechazo a la decisión del Supremo y aseguró que el alto tribunal ha tomado decisiones "terribles".

Al ser preguntado por un periodista si consideraba que el Supremo de EEUU está "roto", Biden respondió: "Creo que la Corte Suprema ha tomado unas decisiones terribles".

El presidente aseguró que él y su esposa, Jill, saben lo "dolorosa y devastadora" que es esta decisión para muchos estadounidenses y recordó que a partir de ahora el derecho al aborto dependerá de cada estado, por lo que se comprometió a garantizar su supervisión y a que estos cumplan con sus propias leyes.

Horas más tarde, desde el avión presidencial Air Force One que llevó al mandatario a Europa para asistir a las cumbres del G7 y de la OTAN, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, tuvo que matizar que Biden respeta al Tribunal Supremo del país y no cuestiona su legitimidad, pese a las declaraciones de la mañana.

"Lo que cree es que esta decisión en particular que se tomó ayer es extremista y está fuera de lugar, y esto es algo que seguirá diciendo. Pero, obviamente, ve la Corte como legítima y la respeta", dijo Jean-Pierre.

El fallo del Supremo fue aprobado con el apoyo de seis de los nueves jueces de la máxima instancia judicial estadounidense y mantiene una ley del estado de Misisipi que restringe el aborto a partir de las 15 semanas de gestación.

No obstante, la mayoría conservadora del Supremo decidió ir más lejos y revocar los precedentes sentados en el pasado por el propio tribunal que amparaban ese derecho.