This content is not available in your region

Rusia se retira de la estratégica isla de las Serpientes

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Isla de las Serpientes
Isla de las Serpientes   -   Derechos de autor  Cortesía MAXAR

Rusia se ha retirado de la estratégica y muy simbólica isla de las Serpientes, que había ocupado a principios de la guerra. El repliegue de tropas rusas se produce después de intensos ataques ucranianos, aunque Moscú dice que es un gesto de "buena voluntad".

Las tropas rusas ocuparon este pequeño enclave rocoso a principios de la guerra, colocando en él sistemas de defensa antiaérea y artillería. Su situación, frente a las costas ucraniana y rumana, con el importante puerto de Odesa a alcance de los disparos, hacen de este enclave un lugar crucial, sobre el que Ucrania ha lanzado últimamente duros contraataques.

¿"Medida de buena voluntad" de Rusia?

Rusia asegura que ha retirado sus fuerzas como "medida de buena voluntad". Según dijo el portavoz castrense Igor Konashénkov, esto demuestra a la comunidad internacional que la Federación Rusa no está impidiendo los esfuerzos de la ONU para abrir un corredor humanitario para exportar productos agrícolas desde el territorio ucraniano.

Moscú considera que "la pelota está ahora en el tejado de Ucrania", que aún no ha despejado la costa del mar Negro de minas, por miedo a un ataque ruso, en particular sobre Odesa. 

Johnson: "De nuevo Rusia ha tenido que ceder terreno"

Sin embargo, el Reino Unido considera que la retirada rusa tiene más que ver con los ataques ucranianos, que habrían golpeado los complejos de misiles y cañones antiaéreos, neutralizando en buena medida las capacidades rusas.

Hace poco las fuerzas ucranianas afirmaron haber destruido y hundido otro barco ruso, el remolcador Vasili Bej, cuando intentaba transportar armas y tropas y tropas de refuerzo a la isla. Además la semana pasada efectuaron dos contraataques contra la guarnición rusa en la isla y golpearon sendos complejos de misiles y cañones antiaéreos Pantsir-C1, una estación radar y vehículos militares. 

"Si quieren una prueba de la asombrosa capacidad de los ucranianos para luchar, superar la adversidad y repeler a los rusos, miren lo que ha ocurrido hoy mismo en la isla de las Serpientes, donde de nuevo Rusia ha tenido que ceder terreno -ha dicho el primer ministro británico, Boris Johnson-. Al final resultará imposible para Putin sujetar un país que no acepta su Gobierno".

Una isla cargada de simbolismo

Como anécdota, diremos que la isla se hizo famosa a principios de la guerra, cuando un guardia fronterizo ucraniano respondió con el dedo medio alzado a la exigencia de rendición del Moskva, el otrora buque insignia ruso, hundido poco después.