This content is not available in your region

El ejército ruso gana terreno en el este de Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Elena Garcia Viscasillas
euronews_icons_loading
Imágenes de Donetsk tras el fuego cruzado que ha dejado al menos 6 muertos y 21 heridos
Imágenes de Donetsk tras el fuego cruzado que ha dejado al menos 6 muertos y 21 heridos   -   Derechos de autor  AFP

El este de Ucrania resiste pese a que el ejército ruso gana cada vez más terreno.

En las últimas horas, el fuego cruzado entre las fuerzas rusas y ucranianas ha dejado al menos 6 muertos y 21 heridos, en Donestk, una de las dos regiones claves del Donbás.

Hace unos días, tras atacar insistentemente las ciudades de Severodonetsk y Lisichansk, las fuerzas rusas conquistaron casi todo Lugansk, la otra provincia que compone el Donbás.

El gobernador de Lugansk ha denunciado este viernes que es tal el grado de destrucción en Severdonetsk que la ciudad está al borde de una catástrofe humanitaria.

En Donetsk, la situación también es desoladora. Según fuentes oficiales, 583 civiles han muerto y más de 1 500 han resultado heridos desde el inicio de la guerra.

Aunque con menos intensidad, la guerra también se siente en otras zonas del país.

El Kremlin aseguró este viernes que sus soldados destruyeron dos misiles ucranianos en la región sureña de Odesa, el único puerto ucraniano del Mar Negro que no está en manos rusas.

En Mykolaiv, también en el sur, los bombardeos rusos han dejado 54 civiles heridos, en las últimas horas.

Kiev, por su parte, contraataca. Las Fuerzas Ucranianas afirman haber destruido un depósito de municiones ruso y haber causado múltiples bajas militares en la provincia ocupada de Jersón, cerca de Mykolaiv.

En la Isla de las Serpientes, que forma parte de Ucrania, los soldados ucranianos plantaron la bandera nacional tras la retirada rusa.

Tras cuatro meses de conflicto, no sólo los militares están agotados. A los residentes de ambos lados, el conflicto también se les hace insoportable.