This content is not available in your region

Situación límite en los servicios de urgencias médicas de Francia

Access to the comments Comentarios
Por Monica Pinna  & Euronews
euronews_icons_loading
Situación límite en los servicios de urgencias médicas de Francia
Derechos de autor  euronews

Dada la grave situación del sistema sanitario en Francia, muchos ciudadanos se preguntan: ¿cómo se puede solucionar?

La sanidad francesa estaba considerada como una de los mejores de Europa y del mundo. Pero, ahora, atraviesa una crisis sin precedentes; una serie de dificultades, que resulta especialmente preocupante a principios de la estación veraniega. La periodista de Euronews, Monica Pinna, ha viajado por Francia para tomar el pulso a la situación, tratar de entender las causas que han provocado la crisis, y contemplar las posibles soluciones.

"No tenemos la infraestructura adecuada, ni las condiciones adecuadas, ni las herramientas adecuadas… ni contamos con el personal suficiente. Resulta complicado". Este es el sombrío panorama que presenta Maxime Bartolini, miembro de la unidad de atención en el servicio de urgencias. Se trata de un joven enfermero que trabaja en el hospital de Fréjus – Saint-Raphaël, en la Costa Azul, y que habla con el pesar de tono de alguien que ha vivido muchas situaciones complicadas.

"Llevamos trabajando a un ritmo elevado, y sostenido, desde el pasado mes de diciembre", añade. "Todas las infraestructuras hospitalarias periféricas empiezan a cerrar por la noche. Esto supone un peligro para el paciente, y es una sobrecarga para nosotros. Sobrepasamos nuestras funciones. Hacemos lo que podemos. Pero, ahora, ya no nos quedan muchas soluciones. Así que, la situación se está volviendo catastrófica", concluye.

Fréjus - Saint-Raphaël es el principal hospital de la región del Var, en el sur de Francia. Acusa la falta de cinco médicos permanentes, lo que no es nada comparado con otros servicios de urgencias de la región. En Draguignan, a unos 30 kilómetros de distancia, la unidad encargada de prestar este tipo de asistencia está cerrada por la noche, de forma intermitente, desde octubre. El servicio necesitaría contar con unos veinte médicos, de manera permanente, para poder funcionar con garantías.

Esta aguda falta de personal sanitario no tiene repercusión, solamente, en el período vacacional en el sur Francia. Es un problema que se extiende a todo el país, e incluso, más allá.

La pandemia ha puesto de manifiesto la situación en la que se encuentran, desde hace tiempo, los sistemas sanitarios europeos. El agotamiento debido a la crisis producida por la COVID-19 ha acelerado el descenso del número de trabajadores en el sector sanitario. Sencillamente, la cantidad de gente que se va es mayor que la de médicos y enfermeras jóvenes que llega.

Esta crisis dominó el debate político antes de las elecciones parlamentarias francesas, que se celebraron en el pasado mes de junio. El presidente francés, Emmanuel Macron, lanzó una misión de un mes para tratar de encontrar soluciones, ya, este verano. Monica Pinna conoció al hombre que dirige la denominada ‘misión relámpago’ de Macron, en París. Se trata de François Braun, médico de urgencias, y jefe del sindicato ‘Samu-Urgences de France’. Fue nombrado ministro de Sanidad poco después de que la reportera de Euronews grabara este reportaje.

Braun está convencido de que la crisis de las unidades de atención de los servicios de urgencias apenas representa la ‘punta del iceberg’. Para que Urgencias funcione, todo el sistema sanitario necesita una profunda transformación. Hoy en día, el personal médico de primera línea exige algo más que aplausos. Los profesionales sanitarios consideran que se trata, literalmente, de una ‘cuestión de vida o muerte’.