This content is not available in your region

El presidente de Italia rechaza la dimisión de Mario Draghi

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
El primer ministro de Italia, Mario Dragui
El primer ministro de Italia, Mario Dragui   -   Derechos de autor  PIERRE TEYSSOT/PIERRE TEYSSOT / AFP

El Gobierno en Italia de Mario Draghi está en un limbo político. Tras presentar su dimisión y recibir la negativa del presidente Sergio Mattarella a aceptarla, el primer ministro del país transalpino tendrá que buscar apoyos para una moción de confianza el 20 de julio, después de haber superado otra este jueves.

La votación incluía un nuevo decreto sobre medidas anticrisis que Draghi logró salvar. Pero el Movimiento 5 Estrellas del ex primer ministro Giuseppe Conte, miembro clave del Gobierno de unidad nacional, no dio su apoyo y el mandatario consideró que debía dimitir.

Los partidos que siguen le siguen apoyando consideran un error esta estrategia de la formación populista. El eurodiputado y fundador de Forza Italia, Antonio Tajani, cree que son "consecuencias imprevisibles, inimaginables, provocadas por decisiones irresponsables de un partido político que sólo perjudica al pueblo italiano".

Para Enrico Letta, secretario general del Partido Democrático, " el Gobierno del primer ministro Mario Draghi gobierna bien. Es bueno que siga."

La extrema derecha, en cambio, cree que Draghi no debería seguir el frente del Ejecutivo. Así lo ha manifestado la presidenta de Fratelli d`Italia, Giorgia Meloni: "Italia está en una tormenta. Con la guerra, la pandemia, el coste de la energía y las materias primas, una inflación creciente y el riesgo de una crisis alimentaria, no podemos tener un gobierno inamovible".

El amplio Gobierno de coalición de Draghi, que incluye partidos de derecha, izquierda, centro y el populista Movimiento 5 Estrellas, fue diseñado para ayudar a Italia a recuperarse de la pandemia del coronavirus.

Ahora, con la guerra de Ucrania sin dar señales de terminar y la inflación desbocada, Italia podría volver a quedarse sin Gobierno.