This content is not available in your region

El presidente de Ucrania acusa a Rusia de terrorismo tras el ataque a civiles en Vinnytsia

Access to the comments Comentarios
Por Lucia Riera Bosqued  con AP, EFE
euronews_icons_loading
Un cochecito de bebé tirado junto a una carretera tras un mortífero ataque con misiles rusos en Vinnytsia, Ucrania, el jueves 14 de julio de 2022.
Un cochecito de bebé tirado junto a una carretera tras un mortífero ataque con misiles rusos en Vinnytsia, Ucrania, el jueves 14 de julio de 2022.   -   Derechos de autor  Efrem Lukatsky/Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved

Volodímir Zelenski acusa a Rusia de terrorismo por atacar deliberadamente a civiles en lugares sin valor militar.

Unas valoraciones del presidente de Ucrania tras el ataque del jueves en Vinnytsia, una ciudad del centro de Ucrania, con misiles de crucero disparados desde un barco ruso en el Mar Negro.

Los muertos ya ascienden a 23, aunque hay varios desaparecidos, y más de un centenar de personas resultaron heridas.

"Este día ha demostrado una vez más que Rusia debería ser reconocida oficialmente como un Estado terrorista. Ningún otro país del mundo representa una amenaza terrorista como Rusia. Ningún otro estado en el mundo se permite destruir ciudades pacíficas y la vida humana ordinaria con misiles de crucero y artillería a reacción todos los días", ha denunciado Zelenski.

Agregó que después de este ataque nadie puede dudar de la necesidad urgente de crear un tribunal especial sobre la agresión rusa contra Ucrania. Asimismo deber ponerse en marcha lo antes posible un mecanismo especial de compensación por el que todos los activos y fondos rusos en todos los países del mundo sean confiscados y destinados a "compensar a las víctimas del terror ruso", señaló.

Las reacciones han llegado también por parte de la Unión Europea. El alto representante para la Política Exterior, Josep Borrell, ha reiterado que los "horrendos ataques regulares de las tropas rusas contra los civiles son un crimen de guerra" y deben cesar.

"Otro horrendo ataque contra civiles en Ucrania, hoy en Vinnytsia, que se cobra vidas y siembra la destrucción. Los ataques regulares y repetidos de las tropas rusas contra los civiles son un crimen de guerra. Deben parar ahora", escribió Borrell.

El ataque de Moscú destruyó 36 edificios de apartamentos y provocó daños en una clínica médica, oficinas y tiendas, además de un incendio que se extendió a 50 coches en un aparcamiento, según las autoridades.

Rusia ha negado haber atacado a los civiles e insiste en que su operación se centra solo en objetivos militares.