This content is not available in your region

Haití | Una escuela se convierte en refugio ante la violencia de las bandas criminales

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  con AP
euronews_icons_loading
Unos niños duermen en el suelo de la escuela tras verse obligados a abandonar sus hogares en Cité Soleil, en Puerto Príncipe, Haití, el 23 de julio de 2022.
Unos niños duermen en el suelo de la escuela tras verse obligados a abandonar sus hogares en Cité Soleil, en Puerto Príncipe, Haití, el 23 de julio de 2022.   -   Derechos de autor  AP / Odelyn Joseph

Las clases escolares en Haití han terminado debido a las vacaciones de verano. Sin embargo, una escuela en Puerto Príncipe sigue abierta.

Sus salones se han convertido en dormitorios para cientos de niños y adultos que huyen de la guerra de bandas. Los enfrentamientos de estos criminales en las últimas semanas han dejado decenas de víctimas colaterales.

Comunidades enteras viven aterrorizadas. Jean Michelet, un joven de 16 años dice haber sido herido de bala el día en que estallaron los enfrentamientos a principios de julio.

"Estaba en casa el día que empezó la guerra (entre bandas). Hubo muchos disparos. Una bala atravesó el techo y me dio en la cabeza. Era un sábado. Ese día no hubo colegio, nos quedamos en casa, y hubo muchos disparos ese día. Muchas personas murieron, muchas personas recibieron disparos, y algunas no tuvieron la oportunidad de salvarse. La situación es realmente mala", cuenta Michelet señalando la cicatriz en su cabeza que dejó la herida. 

AP / Odelyn Joseph
Trabajadores de la ONG conocida por el acrónimo OCCED'H cortan el pelo a los niños refugiados.AP / Odelyn Joseph

La escuela provee los espacios y distintas ONG la comida, los colchones y asistencia psicológica. Los responsables de estas asociaciones humanitarias aseguran que la mayoría de los menores están traumatizados y muchos son huérfanos debido a la violencia de las bandas. También hay decenas de desaparecidos.

La ONU, por su parte, alertó que algunas bandas incluso niegan el acceso al agua potable y a los alimentos para controlar a la población, agravando la desnutrición que ya impera en Haití. Por ahora, estos niños pueden jugar tranquilamente en la frágil seguridad que le ofrece esta escuela. 

Una espiral de violencia que comenzó con un magnicidio

Un año después del asesinato sin resolver del presidente Jovenel Moïse, la violencia de las bandas se ha agravado en Haití y muchas personas han intentado huir de un país que parece estar en caída libre económica y social.

Los intentos de formar un gobierno de coalición han fracasado y los esfuerzos por celebrar elecciones generales se han estancado.

Hace una semana, la oficina de asuntos humanitarios de la ONU informó de que, hasta ese momento, se había informado de la muerte de 99 personas en los combates en la comuna de Cité Soleil.

Las agencias humanitarias de la ONU han dicho que es demasiado peligroso para ellos llevar ayuda a las personas atrapadas en el barrio.

Editor de vídeo • Blanca Castro