This content is not available in your region

Controversia sobre la muerte de Ayman al Zawahiri

Access to the comments Comentarios
Por Santiago Martin Martinez  con Euronews
euronews_icons_loading
Ayman al-Zawahiri
Ayman al-Zawahiri   -   Derechos de autor  AP/AP

A las 6 de la mañana del domingo 31 de julio en Kabul, dos misiles teledirigidos impactaron en una vivienda de tres 3 plantas en el barrio de Sherpur, un área próspera de la capital afgana donde habitan altos cargos talibanes. En este ataque, EE.UU. acabó con la vida de Ayman al Zawahiri, quien era el líder y última figura pública de la organización terrorista Al Qaeda.

El mundo no ha tardado en reaccionar a la noticia. El presidente de los EE.UU., Joe Biden, afirmó que con la muerte de al Zawahiri, Al Qaeda pasaba a ser un recuerdo lejano. Por su parte, John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, presumía de su capacidad militar

"Esta acción demuestra que sin fuerzas estadounidenses sobre el terreno en Afganistán, todavía somos capaces de identificar y localizar al terrorista más buscado del mundo y luego tomar las acciones necesarias para eliminarlo del campo de batalla", declaró Kirby en una rueda de prensa

Kabul desmiente el ataque

No creo que el líder de Al Qaeda estuviera en Kabul, ya que no tiene sentido que un grupo terrorista envíe a su líder a Afganistán
Mohammad Bilal
Estudiente universitario afgano

Las reacciones en Kabul difieren mucho de las de la Casa Blanca. Aquí, algunas personas no creen que Al Zawahiri estuviera en la capital, ni mucho menos que EEUU haya acabado con él.

Mohammad Bilal, un estudiante universitario afgano de 21 años, afirma:

"En primer lugar, no creo que el líder de Al Qaeda estuviera en Kabul, ya que no tiene sentido que un grupo terrorista envíe a su líder a Afganistán. Y el atentado de hace dos días fue sólo un ataque para generar miedo y estrés en la población".

Una noticia positiva para EE.UU.

En Nueva York, frente al centro conmemorativo de la Zona Cero, la ciudadanía recibe positivamente la noticia del asesinato de quien fuera uno de los responsables de los atentados del 11s en 2001 en los que murieron casi 3.000 personas.

"Estoy emocionado. Simplemente, tengo una sensación agradable por todo mi cuerpo. Así de sencillo. Ha sido una grata noticia", confiesa Charles G. Wolf, un ciudadano estadounidense que perdió a su mujer en los atentados del 11s.

A pesar de la pérdida de influencia de Al Qaeda en las últimas décadas, el ataque que ha acabado con la vida de Ayman al Zawahiri supone un triunfo para la Administración de Biden en materia antiterrorista.