This content is not available in your region

Frenazo en el mercado laboral: sube el paro en España por primera vez en julio desde 2008

Access to the comments Comentarios
Por Laura Llach
Imagen de archivo. Un hombre mira las ofertas de empleo en una oficina de Madrid.
Imagen de archivo. Un hombre mira las ofertas de empleo en una oficina de Madrid.   -   Derechos de autor  Paul White/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved

Con los datos del paro del mes de julio recién publicados en España son muchos los que miran con preocupación la llegada del invierno. En plena campaña de verano, la afiliación a la Seguridad Social se redujo en 7 366 personas durante el mes pasado, una destrucción de empleo que no había ocurrido nunca, al menos desde que se inició la serie histórica en 2001.

También han sorprendido las cifras de paro, que ha aumentado en 3 230 personas, algo que no sucedía desde el 2008, cuando comenzó la última crisis económica. 

“Esto es algo muy inusual, los datos son malos. Nuestra preocupación es que estas cifras evidencien un cambio de tendencia, aunque por el momento no se habla de recesión. Hay que esperar a los datos que se publiquen en agosto para comparar y conocer mejor lo que está sucediendo”, señala Carlos Gutiérrez, Secretario de Estudios y Formación Sindical de Comisiones Obreras.

A pesar de que se trata de un incremento leve del desempleo, la cifra ha llamado la atención porque la economía española nunca había perdido ocupación durante el mes de julio. Ni siquiera durante los años en los que el país estuvo sumido en la crisis financiera.

Además, las cifras de afiliación registradas a final de julio hacen que los expertos auguren unos malos datos para el mes de agosto. 

Desde Comisiones Obreras barajan distintos factores para esclarecer la situación. “Una de las opciones es que los contratos de la campaña de verano se hayan adelantado este año, también es posible que la reciente reforma laboral en España haya transformado el mercado en términos de contratación”, señala el portavoz.

La última opción que está sobre la mesa para el sindicato y que explicaría los datos sería un cambio de tendencia que anticipase las dificultades que se pueden vivir en los meses que están por venir.

“Vamos a esperar a la publicación de los próximos datos. Veremos los de agosto y los de septiembre, aunque estos últimos siempre suelen ser malos, y entonces compararemos si las cifras son peores que otros años atrás”, sostiene Gutiérrez. De esta forma, se valorará si se confirman los temores de un otoño marcado por la recesión.

Los salarios no crecen al ritmo de la inflación

La creación de empleo en España, tras cinco meses de alzas, se ha quedado claramente estancada. “Hay un elemento que ha jugado en contra, este es la escalada de los precios. Los salarios tan solo han crecido un 2,8% mientras que la inflación se ha disparado hasta el 10,8%”, cuenta el portavoz de Comisiones Obreras.

Como el incremento salarial no alcanza el ritmo de inflación, esto podría estar afectando al consumo de los hogares, lo que provocaría una ralentización económica.

Por su parte, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, hablaba este martes de un “escenario incierto y complicado” debido a la inflación y las consecuencias de la guerra en Ucrania. “La coyuntura económica empieza a notarse en el mercado de trabajo”, sostenía Díaz en rueda de prensa. No es la primera vez que la ministra deslizaba indicios de una ralentización económica en el país.

Otro de los datos que han llamado la atención es el número de afiliados a la Seguridad Social en el sector de la hostelería. En plena campaña de verano, con el turismo impulsando la contratación de empleo, la hostelería incorporó tan solo a 22 980 trabajadores, una cifra considerablemente más baja si la comparamos con julio de 2021 cuando se incorporaron tres veces más trabajadores, un total de 69 079.

“Si observamos los datos del paro y de la contratación vemos que están marcados por la hostelería. Se han contratado muchos menos trabajadores cuando tradicionalmente esta cifra ha sido mucho mayor”, señala Gutiérrez.

Actualmente, según datos del Servicio Público de Empleo Estatal, 2,88 millones de trabajadores están desempleados en España.