This content is not available in your region

Un tribunal alemán juzga a un reservista del ejército sospechoso de espiar para Rusia

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

Por Petra Wischgoll

DÜSSELDORF, Alemania, 11 ago – Un antiguo oficial de la fuerza de reserva del ejército alemán fue juzgado el jueves acusado de espiar para Rusia, en un caso que podría empeorar las ya tensas relaciones por la invasión rusa de Ucrania.

Los fiscales dijeron que Ralph G., cuyo apellido no puede ser revelado completamente bajo las leyes de privacidad alemanas, proporcionó a agentes rusos “numerosos documentos e información” sobre el ejército alemán desde octubre de 2014 hasta marzo de 2020, cuando era subcomandante de un escuadrón.

“Creemos que el acusado estuvo en contacto con el servicio de inteligencia ruso GRU a través de varias personas, en particular en la embajada rusa en Berlín”, dijo el jueves el fiscal federal Gerd Kaiser en el tribunal.

Ni Ralph G., ni su abogado, hicieron comentarios sobre el caso el jueves.

Las tensiones entre Rusia y la alianza militar de la OTAN han aumentado a niveles no vistos desde la Guerra Fría después de que Occidente impusiera duras sanciones a Rusia tras su invasión de Ucrania el 24 de febrero.

La fiscalía federal alemana también ha acusado a Ralph G. de suministrar a agentes rusos información sobre Nord Stream 2, el gasoducto propiedad del gigante ruso del gas Gazprom y que Alemania paralizó en febrero.

También dijeron que había dado a los agentes rusos información sobre la fuerza de reserva y la defensa civil de Alemania. A través de él, los servicios secretos rusos también obtuvieron datos personales y de contacto de oficiales de alto rango en el ejército y de destacados directivos de empresas, dijo la fiscalía.

El sospechoso también está acusado de ayudar a agentes rusos a entender las políticas de defensa de Estados Unidos con sus socios en la alianza militar de la OTAN, dijo el fiscal.

“No pudimos encontrar pruebas de que se le pagara por estas entregas. Sólo llamó la atención que recibiera repetidamente invitaciones a actos oficiales rusos”, dijo Kaiser.