This content is not available in your region

Crimea entra en terreno de guerra tras el sabotaje a un arsenal ruso

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  & Euronews  con Agencia EFE
euronews_icons_loading
"Estamos en estado de emergencia", declaró a la prensa el gobernador crimeo, Serguéi Axiónov.
"Estamos en estado de emergencia", declaró a la prensa el gobernador crimeo, Serguéi Axiónov.   -   Derechos de autor  AP / RU-RTR Russian Television

La guerra llega finalmente a Crimea tras casi seis meses de combates en Ucrania. El ataque a un depósito de armamento ruso en la anexionada península ha tomado por sopresa a las fuerzas rusas.

Tras horas de silencio. Moscú ha admitido que se ha tratado de un sabotaje perpetrado por ucranianos. El segundo en poco más de una semana.

El presidente, Volodímir Zelenski, ha asegurado que habrá más sabotajes.

"Las colas de coches para salir de Crimea hacia Rusia en los últimos días demuestran que la mayoría absoluta de los ciudadanos del estado terrorista están empezando a comprender o al menos sentir que Crimea no es un lugar para ellos".

El primer ataque se produjo en un aeródromo ruso en el oeste de Crimea. Una serie de misteriosas explosiones que las autoridades locales atribuyeron a un accidente pero que la prensa occidental describió como un exitosa operación subversiva ucraniana. El ataque dejó nueve aviones destruidos, según las imágenes de satélite. 

Las explosiones de este martes en el arsenal destruyeron infraestructura civil como una línea de alto voltaje, subestaciones eléctricas, un tramo de línea férrea y varias viviendas, según el mando ruso. Más de 3 000 vecinos de la zona tuvieron que ser evacuados.

"Están disparando, hay explosiones, los proyectiles caen en los patios traseros. Tenemos un proyectil en nuestro patio trasero. Unas personas vinieron a inspeccionarlo, dijeron que iban a desminarlo. Dejamos todo, dejamos todo como estaba y nos fuimos", relata Yelena Dolgopolova.

"Salimos a echar un vistazo y vimos nubes de humo que salían del lugar donde están los almacenes militares. Nos quedamos allí hasta las 7-8 de la mañana, todo estaba explotando: había destellos, fragmentos y escombros que caían sobre nosotros. Entonces vinieron los de emergencias y dijeron que estaban evacuando a todo el mundo", agrega otro vecino, Maksim Moldovskiy. 

Este jueves, el secretario general de la ONU, António Guterres, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el presidente Zelenski se reunirán en Ucrania para hablar del acuerdo sobre el envío de cereales negociado por la ONU y Turquía el mes pasado y de los ataques a la central nuclear de Zaporiyia.

Rusia y Ucrania se han culpado mutuamente de los bombardeos cerca de la central nuclear que ahora controlan las fuerzas de Moscú.

La ONU ha pedido a Vladímir Putin que permita el acceso de sus inspectores nucleares a la planta para evitar un posible desastre nuclear.