This content is not available in your region

Brasil no necesita talar un solo árbol para aumentar la producción agrícola: Lula

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Brasil no necesita cortar un solo árbol para aumentar la producción agrícola: Lula
Brasil no necesita cortar un solo árbol para aumentar la producción agrícola: Lula   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Lisandra Paraguassu

SAOPAULO, 22 ago -El candidato a la presidencia de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo el lunes que el país no necesita talar ni un solo árbol para plantar más soja, caña de azúcar o criar ganado, y prometió restablecer la aplicación de la ley en la selva amazónica para frenar la deforestación.

Sus declaraciones se produjeron luego de que Reuters informó la semana pasada que los asesores del expresidente izquierdista estaban proponiendo préstamos agrícolas “verdes” subvencionados para estimular la siembra de soja y maíz en pastos abiertos y reducir la deforestación en la selva amazónica.

“Si el mundo está dispuesto a ayudar, mantener un árbol en pie en la Amazonia puede valer más que cualquier inversión”, dijo Lula a corresponsales extranjeros en Sao Paulo.

Lula dijo que pondría fin a la minería ilegal de oro, que se ha disparado en la Amazonía brasileña bajo el mandato del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, quien busca la reelección en los comicios de octubre.

“Brasil cuidará la cuestión climática como nunca antes. Queremos ser responsables de mantener el clima”, afirmó.

Si es elegido, su gobierno reforzará la policía federal y restaurará instituciones debilitadas por Bolsonaro que son necesarias para contener la deforestación en la Amazonía, como la agencia de protección ambiental Ibama, sostuvo.

Lula se comprometió a crear un ministerio de asuntos indígenas, señalando que los pueblos originarios harían más para preservar la selva tropical si tuvieran más autoridad.

Cuando se le preguntó por el acuerdo de libre comercio negociado entre el bloque comercial sudamericano Mercosur y la Unión Europea, que se ha visto paralizado por las preocupaciones medioambientales de Bruselas, Lula dijo que Brasil no debería tener prisa por ratificar el pacto.

“No tenemos que apresurarnos en un acuerdo final con la UE”, comentó, argumentando que los términos pueden ser “ajustados” para beneficiar a todas las partes.

Lula es partidario de reabrir las conversaciones sobre el tratado, cuya negociación ha durado dos décadas, añadiendo disposiciones sobre el medio ambiente, los derechos humanos y la tecnología, según declaró a Reuters el mes pasado su principal asesor en política exterior, Celso Amorim.

“No podemos renunciar a la contratación pública porque el Estado dejaría de ser un motor de desarrollo económico”, dijo el lunes, defendiendo la necesidad de un fuerte papel del Estado como catalizador de la inversión privada, respetando la disciplina fiscal.