This content is not available in your region

Continúan las huelgas de los trabajadores en el Reino Unido

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Hace semanas los recogedores de la basura se declararon en huelga y las principales ciudades del Reino Unido empiezan a sentir los efectos.
Hace semanas los recogedores de la basura se declararon en huelga y las principales ciudades del Reino Unido empiezan a sentir los efectos.   -   Derechos de autor  Andrew Milligan/AP

El coste de la vida no hace más que subir y los trabajadores de todo el Reino Unido han decidido tomar cartas en el asunto. Desde hace semanas están en huelga.

Los empleados de correos, los estibadores, los conductores de tren y autobús y hasta el gremio de abogados están de parón laboral. Los sindicatos británicos se plantean intensificar la huelga.

"No tiene nada que ver con una estrategia nacional ni nada por el estilo, es algo que ha sucedido a nivel local y refleja lo que está sucediendo en otros lugares porque la gente de todo el país está sintiendo lo mismo. Por eso parece estar coordinado, porque la gente en todas partes estan llegando a la misma conclusión. Ya es suficiente y no vamos a aguantar más esto", explica Miles Hubbard, responsable regional del sindicato Unite. 

En Londres se realizó una nueva una huelga de conductores de autobús tras el anuncio de un aumento salarial por debajo de la tasa de la inflación.

La sindicalista Michelle Braveboy dice que están en una situación inédita y que la tensión aumentará a medida que más personas participen en la huelga.

"La huelga ocurre en diferentes industrias y sectores porque todo el mundo está sintiendo el impacto financiero. Es una situación única y creo que sólo va a aumentar a medida que avancemos", dice.

El aumento del coste de la vida es lo que más preocupa a estos conductores, por encima de cualquier otra cosa. La inflación no hace más que subir y el invierno está a la vuelta de la esquina. Dicen que continuarán esta lucha hasta que se encuentre una solución. Abdul Hanaif es un conductor que afirma que la realidad de los transportistas en Reino Unido es bastante dura.

"Ahora se trata de tener calefacción o comer, solo una de las dos cosas, pero queremos ambas. Por eso estamos haciendo esto", comentó Hanaif. 

Además de los altos precios está la precariedad laboral. Las empresas buscan ahorrar dinero recortando personal. John Landswown, que trabajaba como chef para un importante operador de ferris, asegura que fue víctima de un despido masivo.

"La lucha contra el desempleo ha comenzado y los sindicatos tienen toda la razón en ser proactivos cuando se trata de proteger las condiciones de trabajo, ya que el Gobierno ha dejado que los mayores operadores de ferris del país se salgan con la suya al despedir a 800 trabajadores a principios de este año... Los del sindicato salieron a dar apoyo, pero ya era demasiado tarde", dice John y que además asegura que el Sindicato del Transporte Ferroviario y Marítimo condenó los despidos pero que ya era demasiado tarde.

Miles de trabajadores quieren evitar que otro caso así vuelva a suceder y exigen al Gobierno responder por sus condiciones laborales.