Google, decepcionado ante el rechazo de la justicia europea a su apelación

Google, decepcionado ante el rechazo de la justicia europea a su apelación
Google, decepcionado ante el rechazo de la justicia europea a su apelación Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

BRUSELAS, 14 sep -Google sufrió uno de sus mayores reveses el miércoles, cuando un alto tribunal europeo le impuso una multa de 4.125 millones de euros (4.130 millones de dólares) por utilizar su sistema operativo móvil Android para frustrar a sus competidores, sentando un precedente para que otros reguladores aumenten la presión.

La filial del gigante tecnológico estadounidense Alphabet había recurrido una sentencia anterior, pero la decisión judicial fue ampliamente confirmada por el segundo tribunal más alto de Europa en la sentencia del miércoles, donde tan solo redujo ligeramente la multa, que antes era de 4.340 millones de euros.

Se trata de una multa récord por una infracción en materia de competencia. El organismo de defensa de competencia de la UE ha impuesto un total de 8.250 millones de euros en multas antimonopolio al motor de búsqueda de internet más popular del mundo en tres investigaciones que se remontan a más de una década. Es además la segunda derrota judicial para Google, que el año pasado perdió su recurso contra una multa de 2.420 millones de euros (2.420 millones de dólares), la primera de un trío de casos.

"El Tribunal General confirma en gran medida la decisión de la Comisión de que Google impuso restricciones ilegales a los fabricantes de dispositivos móviles Android y a los operadores de redes móviles para consolidar la posición dominante de su motor de búsqueda", dijo el tribunal.

"Con el fin de reflejar mejor la gravedad y la duración de la infracción, el Tribunal General considera apropiado, sin embargo, imponer a Google una multa de 4.125 millones de euros, con un razonamiento que difiere en algunos aspectos del de la Comisión", dijeron los jueces.

Google, que puede recurrir al Tribunal de Justicia de la UE, el más alto de Europa, expresó su decepción.

"Nos decepciona que el Tribunal no haya anulado la decisión en su totalidad. Android ha creado más opciones para todos, no menos, y apoya a miles de empresas de éxito en Europa y en todo el mundo", dijo un portavoz.

OLA ANTIMONOPOLIOLa sentencia supone una victoria para la jefa de la política antimonopolio de la UE, Margrethe Vestager, tras los reveses sufridos este año en los casos contra otros gigantes tecnológicos como Intel y Qualcomm.

Vestager ha hecho de su lucha contra las grandes empresas tecnológicas una de sus señas de identidad, lo que ha animado a los reguladores de Estados Unidos y otros países a seguir su ejemplo.

Actualmente está investigando el negocio de publicidad digital de Google, su acuerdo publicitario Jedi Blue con Meta, las normas de la App Store de Apple, el mercado y el uso de datos de Meta y las prácticas de venta y mercado en línea de Amazon.

El Tribunal estuvo de acuerdo con la evaluación de la Comisión de que el fabricante de iPhone, Apple, no estaba en el mismo mercado y, por lo tanto, no podía ser una presión competitiva contra Android.

El respaldo del tribunal podría reforzar al organismo antimonopolio de la UE en sus investigaciones sobre las prácticas comerciales de Apple en el mercado de la transmisión de música, en el que, según el regulador, la empresa domina.

FairSearch, cuya denuncia de 2013 desencadenó el caso de la UE, dijo que la sentencia reforzará aún más las históricas normas tecnológicas de Vestager destinadas a frenar a los gigantes tecnológicos estadounidenses que entrarán en vigor el próximo año.

"Esta victoria envalentonará a la Comisión a la hora de aplicar su nueva regulación que reine en las grandes tecnologías, la Ley de Mercados Digitales", dijo su abogado Thomas Vinje.

La Comisión, en su decisión de 2018, dijo que Google utilizó Android para cimentar su dominio en la búsqueda general de Internet a través de pagos a grandes fabricantes y operadores de redes móviles y restricciones.

Google dijo que actuó como un sinnúmero de otras empresas y que tales pagos y acuerdos ayudan a mantener a Android como un sistema operativo libre, criticando la decisión de la UE como fuera de la realidad económica de las plataformas de software móvil.

El caso es T-604/18 Google contra la Comisión Europea.(1 dólar = 1,0002 euros)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Blinken advierte que "podría ser demasiado tarde" si no se aprueba la ayuda a Ucrania en el Congreso

Orbán en la apertura de campaña de Fidesz: "Lo que hace Bruselas es jugar con fuego, tentar a Dios"

El supuesto ataque israelí a una zona estratégica de Irán fue arriesgado, según analistas