España reconoce por primera vez como víctimas del franquismo a los "niños robados" en la dictadura

Access to the comments Comentarios
Por Eurnews & AFP
María José muestra una foto de niña. Se les dijo que su hermana melliza había muerto, nunca más volvió a saber de ella
María José muestra una foto de niña. Se les dijo que su hermana melliza había muerto, nunca más volvió a saber de ella   -   Derechos de autor  AFP

La Nueva Ley de Memoria Democrática aprobada en España reconoce por primera vez como víctimas del franquismo a los "niños robados" durante la dictadura. En la Guerra Civil española y el posterior régimen del dictador Francisco Franco, la práctica del robo de niños a familias con ideología de izquierdas fue algo frecuente en algunos hospitales...Las asociaciones estiman que cerca de 300.000 bebes fueron separados de sus familias entre 1936 y 1975.

Soledad Luque es la presidenta de una de estas organizaciones españolas de bebes robados: "En el primer momento, retirando los hijos a mujeres con ideología antifranquista, en la segunda etapa ya el objetivo se amplía a mujeres de sectores muy vulnerables donde se les dice que su hijo ha fallecido, cuando es falso. "

María José Robles es una de las afectadas. Jamás conoció a su hermana melliza a la que dieron por muerta al nacer, pero cuyo cuerpo nunca vieron ni pudieron enterrar, les dijeron que bebía quedarse en una fosa común cercana al hospital. Hoy todavía trata de encontrarla.

"Necesito encontrarla porque vinimos las dos a la vez, entonces, a mí me agobiaba mucho pensar cuando era pequeña que ella estaba aquí y yo estaba bien, y por qué, y me hacía preguntas: por qué ella está ahí en un cementerio y yo estoy aquí. Y cuando se demuestra que no está aquí es un alivio por una parte, porque no está aquí pero no sé dónde está. "

A pesar de que ninguna de las 2.136 denuncias presentadas entre 2011 y 2019 prosperó debido a que los hechos habían prescrito. Algunos, como Mario Vidal, consiguieron encontrar a sus familiares. La madre de Vidal lo tuvo a los 23 años sin contraer matrimonio y el niño fue entregado a otra familia. A pesar de que ella intentó recuperarlo, un documento oficial afirmaba que fue un abandono.

"Mis padres pagaron 125.000 pesetas por mí en el año 66. Si tienes en cuenta que un piso en Denia valía más o menos lo mismo, pues yo valgo lo que valía un piso. Es decir, creo que la vida de una persona no tiene un valor económico. "

Mario consiguió encontrar también a su hermanastro, que falleció tres años después, pero sigue sin saber quién es su padre biológico.