'Rusia desperdició algunas de sus escasas armas de precisión contra objetivos civiles' ISW

Access to the comments Comentarios
Por Oleksandra Vakulina
Sasha Vakulina
Sasha Vakulina   -   Derechos de autor  Euronews

El Ministerio de Defensa ruso ha confirmado que sus tropas siguieron lanzando el martes ataques aéreos de largo alcance contra la infraestructura energética y militar de Ucrania.

"Logrado el objetivo del ataque. Todas las instalaciones designadas han sido alcanzadas."
Ministerio de Defensa de Rusia

Un ataque dejó sin electricidad a gran parte de Leópolis por segundo día, tras los esfuerzos de recuperación durante la noche.

En la región de Vinnytsia: fue golpeada la térmica de Ladyzhyn.

En la región de Dnipropetrovsk, en el centro-este del país, las infraestructuras energéticas sufrieron daños.

Y en Zaporiyia, en el sureste: Rusia disparó al menos 12 cohetes, dirigidos a "un centro educativo, un centro médico y edificios residenciales".

Zaporiyia ha sido la más bombardeada en los últimos días.

Se han interceptado misiles y drones en Kiev, Odesa, Mikolaiv y otras regiones.

El Instituto para el Estudio de la Guerra dice: en sus ataques del lunes, Rusia desperdició algunas de sus escasas armas de precisión contra objetivos civiles, en lugar de objetivos de importancia militar.

La Dirección Principal de Inteligencia Militar de Ucrania (GUR) informó que Putin ha estado planeando este ataque antes de la explosión del puente del Estrecho de Kerch, y si es cierto, podría indicar que lo hizo para desviar la atención de su fracaso en Járkov-Izium-Limán.

Desde el 10 de octubre, las fuerzas ucranianas han liberado más de 200 kilómetros cuadrados de territorio en la región de Lugansk.

Según el Instituto para el Estudio de la Guerra, los ataques rusos a la red energética ucraniana probablemente no romperán la voluntad de lucha de Ucrania, pero el uso por parte de Rusia de su limitado suministro de armas de precisión en esta función puede privar a Putin de opciones para interrumpir las contraofensivas ucranianas en curso en las regiones de Jersón y Lugansk.