Vuelve la información en ruso sin censura de la emisora de radio Echo de Moscú... desde Berlín

Access to the comments Comentarios
Por  Kristina Jovanovski & Euronews en español
Maksim Kurnikov transmitiendo desde Berlín
Maksim Kurnikov transmitiendo desde Berlín   -   Derechos de autor  Euronews

Maksim hablando en ruso en su programa de Echo. Noticias independientes sobre Rusia en directo... desde Berlín. Maksim Kurnikov era subdirector de la emisora de radio Echo de Moscú, uno de los pocos medios independientes del país.

Una aplicación con otro punto de vista

Las autoridades lo cerraron poco tiempo después de la invasión de Ucrania. Ahora Maksim le ha encontrado un nuevo hogar en Alemania.

Hace dos semanas lanzó una aplicación que puede descargarse en Rusia, ofreciendo a la audiencia un enfoque crítico de su país realizado por compatriotas.

"Queremos que sepan que no están locos"

"Queremos decirle a la gente que está ahora en Rusia y no está de acuerdo con el régimen de Putin que no está sola, que tiene razón y no está loca".

Cuenta que las autoridades rusas intentaron bloquear la aplicación pero que aún funciona. Ofrece entre diez y doce horas diarias de programación en directo. La emisión del domingo publicada en YouTube ha tenido más de trescientas mil visitas.

"Una empresa de medios alemana le proporciona a Echo espacio de oficina", explica la corresponsal de Euronews Kristina Jovanovski. "Unas diez personas trabajan en la aplicación en Berlín, junto a otros profesionales dispersos por Europa. La mayor parte del equipo abandonó Rusia después de la promulgación de la ley que imponía hasta quince años de cárcel a los acusados de divulgar lo que llamaron noticias falsas. Pero algunos periodistas decidieron quedarse".

La amenaza sobre los periodistas que se quedan

Irina Babloyan era una de las presentadoras de la emisora. Ahora trabaja en Moscú en un canal de YouTube que transmite el contenido de la aplicación. Asegura estar desesperada por contar lo que ocurre en su país desde dentro, a pesar de los peligros que implica.

"Han matado a periodistas en Rusia. Te siguen a todas partes, por lo que no puedes sacar fotos, no puedes grabar vídeos, tienes que ser muy discreto".

Irina cuenta que el Gobierno alemán aprobó hace poco su solicitud de visado por razones humanitarias, tras una espera de seis meses. Reconoce que al final también se marchará a Berlín.

Maksim afirma que para entonces, Echo tendrá su propia oficina en la capital alemana, ofreciendo una fuente alternativa de noticias a los rusos.

"Mucha gente en Rusia sencillamente no sabe qué pensar, qué leer, qué escuchar, qué ver para entender la situación".