This content is not available in your region

Una iniciativa en México permite narrar el Mundial de Catar en lenguas indígenas

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  & AFP
La fotógrafa de 32 años, Lin Pavón, narrando en lengua náhuatl un partido de la selección mexicana, en Ciudad de México, Me´xico, el martes 22 de noviembres de 2022.
La fotógrafa de 32 años, Lin Pavón, narrando en lengua náhuatl un partido de la selección mexicana, en Ciudad de México, Me´xico, el martes 22 de noviembres de 2022.   -   Derechos de autor  AFP

La pasión por el fútbol abarca todos los rincones de México. La celebración del Mundial de Catar es la ocasión perfecta para practicar la inclusión y la visibilidad de las comunidades indígenas en este país latinoamericano.

Un grupo de jóvenes narra los partidos de la selección mexicana en las lenguas indígenas. Ellos cantan "gol" o "fuera de juego" en maya, náhuatl, zapoteco, mixe, chatino, mixteco o español.

"Es increíble el poder narrar en nuestra lengua materna, en mi caso el nahuatl, pero también ver a las otras lenguas presentes, en algo muy importante como lo es el futbol, sabemos que México realmente es un país muy apasionado a este deporte y pues aquí estamos. Ha sido una gran experiencia", dice la fotógrafa Lin Pavón, que participa en la iniciativa. 

Según datos oficiales, un poco más de siete millones de mexicanos hablan alguna lengua indígena. Aunque representan el 6 % de la población, la representación en los medios no suele estar garantizada.

"Normalmente escuchamos que un partido de la selección mexicana, se escuchá o se ve solamente en la televisión pero no se considera hasta las comunidades mas aledañas de México y eso para mí me llena de mucho entusiasmo, orgullo", explica Adolfo Haas, profesor de maya. 

La narración de los duelos mundialistas de México en los idiomas ancestrales es una iniciativa que busca luchar contra la discriminación y animar a otros a aprender expresiones indígenas como: "¡Ko'one'ex Mexico!" (¡vamos México!, en maya).

Editor de vídeo • Blanca Castro