Un comandante del Grupo Wagner huye a Noruega y pide asilo a cambio de información

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro  con agencias
Imagen de ilustración.
Imagen de ilustración.   -   Derechos de autor  AP

Una deserción y una fuga casi de película. Un excomandante del grupo de mercenarios Wagner ha huido de Rusia y ahora pide asilo en Noruega.

Su nombre es Andréi Medvédev y dice estar dispuesto a testificar contra la organización paramilitar y su líder Yevgeny Prigozhin, un oligarca cercano a Vladímir Putin. 

En estos momentos se encuentra bajo custodia de las autoridades noruegas en Oslo, tras haber sido detenido en la frontera norte.

"No concedemos asilo a criminales de guerra. así que está claro que se trata de una evaluación muy importante. Todos los elementos deben analizarse con mucho cuidado. Él debe esperar que se le examine a fondo",  explica Brynjulf Risnes, el abogado de Medvédev.

El joven desertor cuenta que llegó a Noruega tras días de travesía por el territorio ruso en condiciones climáticas extremas. Y en dónde en una oportunidad fue perseguido por perros de presa y por agentes de seguridad de rusia que, según su relato, le intentaron disparar por la espalda.

Andréi había firmado un contrato de cuatro meses para integrar el grupo wagner, ahora ha solicitado el asilo en noruega a cambio de compartir todo lo que sabe de la organización.

Es la primera vez desde el inicio de la guerra en Ucrania que un mercenario de Wagner huye a Europa y accede a testificar. La policía de Noruega ha declinado pronunciarse sobre el asunto.