Listas de espera y detección tardía | Cómo la COVID-19 sigue afectando en la detección del cáncer

Campaña de concienciación del cáncer de mama en Chennai (India).
Campaña de concienciación del cáncer de mama en Chennai (India). Derechos de autor AP
Derechos de autor AP
Por Kal Berjikian con EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Este sábado, 4 de febrero, es el Día Mundial Contra el Cáncer. Analizamos cómo sigue afectando la pandemia a una enfermedad que representa el problema sociosanitario más importante del mundo.

PUBLICIDAD

Pines de concienciación del cáncer de mama, octubre rosa, bigotes solidarios en noviembre, dientes podridos en paquetes de cigarrillos e imágenes de pulmones negros en las aulas: las campañas de concienciación sobre el cáncer son algo común en toda Europa.

Una de las principales razones por las que estas imágenes están, ahora, arraigadas en la mente de muchas personas es simple: la detección temprana del cáncer puede salvar vidas.

“Cuanto antes se detecta el cáncer, más fácil es tratarlo y mayores son las posibilidades de que la persona sobreviva a la enfermedad. La supervivencia a cinco años para el cáncer de mama, por ejemplo, es del 94 % en la etapa I y solo del 19 % en la etapa IV”, según explica Averil Power, director ejecutivo de la Sociedad Oncológica Irlandesa.

Este sábado, 4 de febrero, se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer, una enfermedad que representa el problema sociosanitario más importante del mundo: uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres tendrá cáncer a lo largo de su vida, apunta la Asociación Española Contra el Cáncer. 

El impacto de la pandemia

Pero la pandemia de COVID-19 ha tenido un gran impacto en la forma en que los pacientes han podido acceder a sus médicos de cabecera, causando retrasos y listas de espera que ponen en riesgo muchas vidas.

Por ejemplo, un año después de la pandemia, hubo un millón menos de exámenes de detección de cáncer en Inglaterra, en comparación con el año anterior, según el Instituto Nacional de Investigación del Cáncer del Reino Unido. Y había diez veces más personas esperando durante medio año o más para las pruebas diagnósticas.

Uno de cada 10 cánceres "no fue diagnosticado"

Una situación similar ha ocurrido en el resto de Europa. Según Averil Power, director ejecutivo de la Sociedad Oncológica Irlandesa, uno de cada 10 cánceres "no fue diagnosticado" durante el primer año de la pandemia en Irlanda.

Y las consecuencias han sido devastadoras. A principios de este mes, según dicho organismo, alrededor del 14 % de los pacientes con cáncer ahora están siendo diagnosticados en las salas de emergencia de Irlanda. Y, según los informes, más de 100 000 pacientes todavía esperan más de tres meses para exámenes vitales.

Menos financiación

Durante el primer año de la pandemia, también hubo una caída similar en la financiación relacionada con el cáncer. Entre 2020 y 2021, hubo una disminución del 9 % en la cantidad de fondos para la investigación del cáncer en comparación con los dos años anteriores, según el Instituto Nacional de Investigación del Cáncer del Reino Unido.

Y uno de los sectores más afectados fue la prevención del cáncer, siendo el cáncer de vejiga, el cáncer del intestino delgado y el neuroblastoma los peor parados.

El cáncer de pulmón, de mama, leucemia, cáncer de próstata, cáncer colorrectal y cáncer de páncreas no se vieron afectados.

Piden más pruebas de detección de cáncer infantil

Históricamente, algunos grupos se han quedado atrás en lo que respecta a las pruebas de detección del cáncer, independientemente de la pandemia.

Según Paula Rodríguez, que trabaja con la Asociación Galbán, un grupo que apoya a las familias con niños con cáncer en España, los médicos inicialmente no realizan pruebas de detección del cáncer cuando los jóvenes comienzan a mostrar síntomas. Esto se debe a que los primeros signos de cáncer a veces pueden imitar los síntomas de muchas enfermedades infantiles comunes.

"El cáncer infantil es una enfermedad rara que inicialmente puede manifestarse con los mismos síntomas que otras enfermedades infantiles comunes", señala Rodríguez.

"Por lo general, está enmascarado por enfermedades infantiles y, a menudo, es difícil de diagnosticar. Esto genera un problema y en muchos casos la enfermedad se detecta en estadios muy avanzados, lo que empeora el pronóstico del niño", dice.

La detección del cáncer infantil de manera temprana es un "sueño", añade, que algún día puede ser posible.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los pacientes de COVID persistente pueden tener mayores tasas de mortalidad y problemas cardiacos

El príncipe Enrique confirma formalmente su residencia habitual en Estados Unidos

NO COMMENT: El príncipe Guillermo reaparece tras el anuncio del cáncer de Kate Middleton