"Las necesidades son enormes": las organizaciones humanitarias piden ayuda para Turquía y Siria

Personas que perdieron sus casas en el terremoto, se alinean para recibir suministros de ayuda en un campamento improvisado, en Turquía, 14 de febrero de 2023.
Personas que perdieron sus casas en el terremoto, se alinean para recibir suministros de ayuda en un campamento improvisado, en Turquía, 14 de febrero de 2023. Derechos de autor AP Photo/Hussein Malla, File
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Se necesitan urgentemente fondos internacionales para ayudar a las víctimas de la catástrofe.

PUBLICIDAD

"Hemos recaudado decenas de millones de dólares, pero no es suficiente", lamentó Susa Malandrino, portavoz de la Cruz Roja, en una entrevista con Euronews. Recordando ciudades enteras arrasadas por los devastadores terremotos que asolaron Turquía y Siria hace más de un mes, pide ayuda:

"Hay comunidades robustas y vibrantes que están empezando de nuevo. Las necesidades son enormes. Y animamos a los donantes a que hagan donaciones a la organización benéfica de su elección [...] para apoyar las necesidades realmente urgentes. Y con esas donaciones, podemos adaptarnos a los retos del momento. A medida que evolucione la crisis, y con vistas a una planificación a largo plazo, queremos ser flexibles y satisfacer las necesidades a medida que vayan surgiendo".

Malandrino menciona la comida y el agua entre las necesidades urgentes de los afectados por el terremoto. Para ayudar a la gente, dice, la Cruz Roja va a reactivar un programa de distribución de dinero en efectivo. En el pasado, ese proyecto proporcionaba ayuda a los refugiados sirios, que podían comprar sus propios alimentos, productos de higiene y artículos de primera necesidad en el mercado.

¿La ayuda está en camino?

Se necesitan urgentemente fondos internacionales para ayudar a las víctimas de la catástrofe. La UE, que había previsto decidir sobre la ayuda financiera a las víctimas del terremoto en Turquía y Siria este miércoles en Brusleas, ha cancelado la conferencia internacional de donantes.

La Jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, pidió una solidaridad tan fuerte como en las primeras horas tras los temblores más fuertes. Sólo en Turquía, los daños de la catástrofe podrían superar los 100.000 millones de dólares, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. 

Las distintas estimaciones propuestas por instituciones internacionales y turcas incluyen los destrozos inmediatos causados por el seísmo y los efectos retardados en la economía, - explica Arda Tunca, economista turca y columnista de "Politikyol":

"Alrededor del 15% de la población turca vivía en las zonas afectadas por el seísmo y estas zonas representan aproximadamente el 10% del PIB anual de Turquía. Así que el efecto sobre el crecimiento será de hasta un 2%, menos de dos puntos porcentuales de lo que cabría esperar normalmente para finales de 2023".

Según Tunca, sólo los daños directos del terremoto ascienden a unos 35.000 millones de dólares. Si tenemos en cuenta los efectos indirectos, la cifra asciende a 75.000-80.000 millones de dólares.

La economista llama la atención sobre el hecho de que Turquía ha experimentado una grave crisis antes de la catástrofe. Supone que el futuro del país no depende tanto del dinero desembolsado como de las reformas, tanto en el ámbito político como en el jurídico. Y éste será el grave quebradero de cabeza del Gobierno tras las elecciones, independientemente de que gane el actual Presidente Recep Tayyip Erdoğan o la oposición.

Terremoto en un país devastado por la guerra

La situación desde los terremotos ha sido especialmente difícil en el norte de Siria. Las ciudades que habían sufrido daños durante los 12 años de guerra volvieron a quedar devastadas. "Siempre iba a ser mucho más difícil desde el punto de vista logístico, político y de la preparación del país", explica Ahmed Bayram, del Consejo Noruego para los Refugiados.

Además de la falta de agua y alimentos, Bayram hace hincapié en el problema del alojamiento. Más de 100.000 personas han sido desplazadas. Muchas están alojadas en mezquitas y escuelas. La gente duerme en colchones en habitaciones abarrotadas que antes servían de aulas. A veces tienen que turnarse para dormir.

El Consejo Noruego para los Refugiados cree que la conferencia de donantes en Bruselas será una especie de prueba para Europa. Hasta ahora, dice Ahmed Bayram, las ONG que trabajan en Siria han recibido menos de un tercio de los fondos que la ONU estima necesarios para la ayuda de emergencia a las víctimas del terremoto. 

Asegura que las organizaciones sobre el terreno están dispuestas a hacer todo lo que sea necesario, incluida la reconstrucción de las infraestructuras destruidas. Lo único que faltan son los recursos.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Puede el fútbol ayudar a entenderse a dos enemigos históricos como Armenia y Turquía?

Accidente mortal en un teleférico turco: Un muerto y siete heridos

Millones de tulipanes saludan la primavera en Estambul