EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Xi Jinping: momentos clave en 10 años en el poder

Xi Jinping en una imagen de 2023.
Xi Jinping en una imagen de 2023. Derechos de autor Ng Han Guan/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Ng Han Guan/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por Renate Birk
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En 10 años al frente del país, Xi Jinping ha acumulado más poder que casi cualquiera de sus predecesores. Además de presidente de la República Popular China y secretario general del Partido Comunista del país, Xi es también jefe del ejército

PUBLICIDAD

En 10 años al frente del país, Xi Jinping ha acumulado más poder que casi cualquiera de sus predecesores. Además de presidente de la República Popular China y secretario general del Partido Comunista del país, Xi es jefe del ejército y comandante supremo de las tropas chinas.

Clasificado como tecnócrata, cuando asumió la presidencia por primera vez el 14 de marzo de 2013, su apoyo de base era frágil. Pero en la década transcurrida desde entonces, Xi ha emergido como un nacionalista y un ideólogo más fuerte, y ampliando su poder de forma constante.

ABOLICIÓN DEL LÍMITE DEL MANDATO PRESIDENCIAL

El 11 de marzo de 2018, la Asamblea Popular Nacional decidió abolir el límite del mandato presidencial introducido en la década de 1980, permitiendo así a Xi Jinping permanecer en el cargo más allá de 2023.

El 17 de marzo de 2018, Xi Jinping fue confirmado una vez más en el cargo de presidente y jefe militar. Ese mismo año, fue elegido la persona más poderosa del mundo por la revista Forbes.

En la 6ª Sesión Plenaria del 19º Comité Central en noviembre de 2021, se preparó una resolución para el 20º Congreso del Partido de este año para permitir a Jinping un tercer mandato como secretario general del PCCh. El Comité Central le equiparó entonces con Mao y Deng Xiaoping.

El 23 de octubre de 2022, el nuevo Comité Central del Partido Comunista votó a favor dela tercera presidencia de Xi Jinping en su primera sesión plenaria. Y, justo la semana pasada, fue reelegido, también por tercera vez, presidente del país por unanimidad por la Asamblea Popular china. Ostentará el cargo otros cinco años, hasta 2028.

COVID-19

A finales de 2019, se notificó por primera vez en Wuhan (China) un tipo de coronavirus desconocido hasta entonces, era el inico de la pandemia. En poco tiempo se pusiero en marcha en todo el mundo programas de vacunación y estrictas restricciones de movimiento hasta que los gobiernos comenzaron a relajar las medidas.

Al contrario que otros países, a pesar de los daños a la economía y las supuestas críticas internas, Xi siguió aplicando con firmeza su política de "Covid cero". Tras unas protestas sin precedentes en China, se empezaron a relajar las medidas a finales de 2022.

CENSURA Y VIGILANCIA

Bajo el mandato de Xi Jinping han aumentado la vigilancia y la censura, así como la propaganda nacionalista. Xi habla repetidamente de "grandes cambios que sólo ocurren cada cien años" y de un "resurgimiento chino" que, por supuesto, también incluye lo que Pekín considera una "reunificación" con Taiwán.

Se instalaron cámaras en espacios públicos; con la mejora constante del reconocimiento facial técnico, su campo de aplicación se ha ampliado e incluye la capacidad de localización y la lectura del comportamiento de personas identificable.

INICIATIVA DEL CINTURÓN Y LA RUTA

En 2014, Xi explicó el concepto de la Nueva Ruta de la Seda: Las empresas estatales chinas comenzaron a operar en el extranjero. Los proyectos de infraestructuras pretenden matar dos pájaros de un tiro: crear nuevos mercados de venta y vincular más estrechamente a los gobiernos -a menudo autocráticos- de los países objetivo. Dado que la provincia de Xinjiang, habitada por los uigures musulmanes, desempeña un papel clave en la migración hacia el oeste, los informes sobre la brutal represión de la minoría comenzaron allí más o menos en esta época.

DEPENDENCIA DE OCCIDENTE

La dependencia de Occidente de China en lo que respecta a la transición energética es evidente: alrededor del 80 por ciento de todos los paneles solares del mundo se fabrican en China. Alrededor del 50 por ciento del polisilicio, importante para la energía fotovoltaica, procede de cuatro grandes plantas de la conflictiva provincia de Xinjiang.

Para fabricar las células solares se necesita mucha energía, procedente de centrales eléctricas de carbón. La mitad de las centrales de carbón que se están construyendo en el mundo se encuentran en China.

TAIWÁN

Durante su mandato como gobernador de Fujian, Xi siguió trabajando para incentivar a los empresarios taiwaneses a invertir en China. En aquel momento, apostaba por una apertura a la economía de mercado. Además, bajo el mandato de Xi, China había adoptado inicialmente una postura más crítica hacia Corea del Norte, mientras que las relaciones con Corea del Sur estaban mejorando. Mientras tanto, sin embargo, amenaza abiertamente con la anexión de Taiwán y ha intensificado las amenazas militares en la región.

RUSIA

Sin embargo, tras la anexión ilegal de Crimea en 2014, las relaciones con Rusia se fortalecieron. Xi Jinping y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, comparten posturas comunes hacia "Occidente" en muchos aspectos. En julio de 2017, Putin concedió a Xi la Orden de San Andrés I, la más alta condecoración de Rusia. La medalla fue entregada en el Kremlin el 4 de julio.

DERECHOS HUMANOS

Los 10 años de Xi Jinping fueron 10 años perdidos para el Tíbet y China, según la Campaña Internacional por el Tíbet ( ICT).

La conclusión del director gerente del ICT, Kai Müller, es clara: "Bajo Xi Jinping, el Tíbet se transformó en un Estado policial totalitario que sirve de campo de pruebas para medidas represivas.

Los activistas de derechos humanos temen una intensificación de la represión en China durante el tercer mandato de Xi. La organización estadounidense Human Rights Watch advirtió de que la continuación del gobierno de Xi Jinping no augura nada bueno para los derechos humanos en China y en el mundo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Las subvenciones a la tecnología verde y China, entre los temas a tratar por von der Leyen y Biden

China amenaza a Estados Unidos con un conflicto si no deja las acusaciones

NO COMMENT: El primer ministro chino intenta mejorar la diplomacia de los pandas en Australia