Las subvenciones a la tecnología verde y China, entre los temas a tratar por von der Leyen y Biden

Ursula von der Leyen con el presidente estadounidense Joe Biden.
Ursula von der Leyen con el presidente estadounidense Joe Biden. Derechos de autor Francisco Seco/ AP
Por Alice TideyEuronews en español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La presidenta de la Comisión Europea analizará con el presidente estadounidense la forma de encontrar un equilibrio ante las enormes subvenciones contempladas en Ley de Reducción de la Inflación de Washington. Ucrania y China son otros puntos importantes en la agenda de los mandatarios.

PUBLICIDAD

Ursula von der Leyen y Joe Biden se reunirán este viernes con sus planes para impulsar sus respectivas industrias de tecnología limpia en el orden del día. 

Los problemas originados por la Ley de Reducción de la Inflación

Ambos han anunciado iniciativas para aumentar la producción de tecnología verde en las próximas décadas y asegurarse así alcanzar la neutralidad en CO2 hacia mediados de siglo y hacerse con un mercado crucial en este cada vez más importante sector. 

Pero el plan estadounidense de subvencionar el sector con 369 000 millones de dólares durante los próximos decenios, la Ley de Reducción de la Inflación, ha irritado a la UE, que considera discriminatorias algunas de sus medidas. Se ha establecido un grupo de trabajo para intentar resolver las diferencias y evitar el riesgo de comenzar una competición en la concesión de ayudas. 

Se espera que los dos dirigentes avancen en las conversaciones sobre el intento de la UE de obtener un equivalente del Tratado de Libre Comercio (TLC). Esto se debe a que la Ley de Reducción de la Inflación concede exenciones a países con los que tiene este tipo de acuerdos, como México y Canadá.

"No es ningún secreto que ciertos elementos del diseño de la Ley de Reducción de la Inflación suscitaron preocupación por algunos de los incentivos específicos para las empresas. Por eso hemos estado trabajando con EE. UU. para encontrar soluciones, por ejemplo para que las compañías de la UE y los coches eléctricos fabricados en los Estados miembro también puedan beneficiarse de la IRA", dijo von der Leyen a los líderes reunidos en el Foro Económico Mundial de Davos en enero.

"Nuestro objetivo debe ser evitar perturbaciones en el comercio y la inversión transatlánticos", apuntaba entonces. "Debemos trabajar para garantizar que nuestros respectivos programas de incentivos sean justos y se refuercen mutuamente. Y deberíamos establecer cómo podemos beneficiarnos conjuntamente de esta enorme inversión, por ejemplo, creando economías de escala a ambos lados del Atlántico o estableciendo normas comunes".

Vacíos legales respecto a las sanciones contra Rusia

La guerra en Ucrania también es una cuestión fundamental de la agenda. Se espera que los dos dirigentes reiteren su firma apoyo a Kiev en su lucha contra la invasión rusa. 

Bruselas, Washington y sus aliados occidentales han aprobado múltiples paquetes de sanciones contra Moscú desde su ataque a gran escala de sus vecinos, hace ahora trece meses.

Ahora la atención se centra en los vacíos legales que permiten a Rusia evitar las medidas restrictivas, algo que también estudiarán von der Leyen y Biden. Sobre todo, cómo asegurarse de que terceros países sigan las sanciones y no exporten productos fabricados en naciones occidentales limitados por ellas o permitiendo a productos rusos entrar, a pesar de la prohibición de importarlos. 

Más dureza ante China

Washington también ha presionado a sus aliados para que tomen posturas más duras ante Pekín respecto a cuestiones de seguridad, competencia tecnológica y prácticas comerciales desleales.

La visita de von der Leyen se produce un día después de que el Gobierno neerlandés anunciara el establecimiento de controles a la exportación de equipos avanzados de fabricación de microchips. Aunque Ámsterdam no ha dicho explícitamente que su objetivo sea limitar las exportaciones a China, EE.UU.  lleva tiempo exigiendo esta medida para garantizar que Occidente y Japón, Corea del Sur y Taiwán mantienen su ventaja tecnológica.

Pero Estados Unidos también desea asegurarse de que sus aliados están listos para sancionar a Pekín si proporcionara equipos militares letales a Rusia. 

"El Secretario de Estado Antony Blinken ha dejado claro de que habría consecuencias si China envía armas letales a Rusia. Ha mecionado que esas sanciones podrían se una de esas consecuencias", declaró el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional John Kirby a los periodistas la semana pasada. "Hemos establecido h****erramientas no solo para Estados Unidos, sino también para nuestros aliados y socios en caso de que China se mueva en esa dirección", añadió.

Las sanciones contra Rusia no han detenido la guerra de Ucrania, pero están teniendo un impacto a largo plazo, según algunos especialistas.

Reducir la dependencia

Por último, otro tema en el que ambos líderes tendrán mucho interés en profundizar es el de la seguridad económica, o cómo hacer que sus economías sean más resilientes.

Esta cuestión se relaciona con su interés por reforzar la autonomía energética y tecnológica y reducir la  dependencia de los considerados "socios poco fiables".

Una de las primeras ideas que ya ha planteado la presidenta de la Comisión es la creación de un club de materias primas clave que les permita diversificar y alejarse de China, que domina las cadenas de suministro en este campo.

Aunque los países iberoaoamericanos y Australia tienen más reservas de litio que China, Pekín controla un 80% de la producción mundial de litio en bruto y el 50% de los operativos de procesamiento y refinamiento, según el Instituto de Política para la Seguridad y el Desarrollo. 

PUBLICIDAD

von der Leyen llegará a Washington tras visitar Canadá, donde se ha reunido con el primer ministro Justin Trudeau. Han acordado desarrollar comercio transatlántico de hidrógeno verde y también impulsar la cooperación respecto a las baterías de litio. Canadá es actualmente el  único país del hemisferio norte que cuenta con todas las materias primas necesarias para su producción.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La lucha de Europa contra la obsolescencia programada

La Unión Europea se lanza de lleno a la producción de semiconductores

Xi Jinping: momentos clave en 10 años en el poder