El rey Carlos III elogia la amistad germano-británica

El rey Carlos III de Reino Unido habla en el Parlamento alemán Bundestag en el segundo día de su viaje a Alemania en Berlín, jueves, 30 de marzo de 2023.
El rey Carlos III de Reino Unido habla en el Parlamento alemán Bundestag en el segundo día de su viaje a Alemania en Berlín, jueves, 30 de marzo de 2023. Derechos de autor Kay Nietfeld/(c) Copyright 2023, dpa (www.dpa.de). Alle Rechte vorbehalten
Derechos de autor Kay Nietfeld/(c) Copyright 2023, dpa (www.dpa.de). Alle Rechte vorbehalten
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En su discurso en el Bundestag, el Rey Carlos III abordó grandes retos actuales, como la agresión rusa a Ucrania y la lucha contra el cambio climático.

PUBLICIDAD

"La guerra de agresión contra Ucrania ha causado un sufrimiento inimaginable a tantas personas inocentes. Se han destruido innumerables vidas; la libertad y la dignidad humana han sido brutalmente pisoteadas. La seguridad de Europa está amenazada, al igual que nuestros valores democráticos".

Esas fueron las palabras del rey Carlos de Inglaterra durante su discurso en el Bundestag alemán - en un alemán casi impecable, con una pronunciación encantadoramente británica. Resaltó cómo, a pesar de que uno podía estar "conmocionado" por la terrible destrucción, también podía "sacar coraje de la unidad en defensa de Ucrania, la paz y la seguridad".

En su discurso ante el Bundestag alemán, alternando el alemán y el inglés, el monarca británico, cuyo primer viaje al extranjero le llevó a Alemania (incluso antes de su coronación el 6 de mayo) subrayó los lazos históricos entre Alemania y el Reino Unido, tanto a nivel político como cultural.

Discurso político, pero ni una palabra sobre el Brexit

No mencionó el Brexit, que ha tensado gravemente las relaciones entre el Reino Unido y Europa, aunque se haya alcanzado el último acuerdo entre la UE y el Reino Unido en el contencioso sobre Irlanda del Norte. Sin embargo, su discurso no fue en absoluto apolítico. El monarca británico se centró en la asociación entre Alemania y el Reino Unido, que, según dijo, se refleja en una gran variedad de ámbitos en ambos países. 

Varias veces habló de un nuevo comienzo, dejando abierto si se refería a su reinado o al Brexit. El discurso del monarca británico también fue recibido positivamente en el Bundestag. Los diputados ovacionaron a Carlos, a pesar de las críticas que había expresado la oposición la noche anterior. Por ejemplo, el líder del Partido de Izquierda, Martin Schirdewan, había dicho de antemano que "no es apropiado que el máximo órgano democrático se incline ante un monarca."

Enlazando con el legado de Isabel II

Carlos también recordó a su madre, que había visitado Alemania más de 15 veces durante sus 70 años de reinado, incluidas cinco visitas de Estado. Ella, al igual que Carlos, había trabajado duro por la reconciliación entre británicos y alemanes desde el final de la Segunda Guerra Mundial, y no solo porque su marido, el príncipe Felipe, tuviera raíces alemanas:

"Mi madre sabía el enorme logro que significaba esta reconciliación. Y con sus numerosas visitas quiso contribuir a ello... quizá por eso se ganó un lugar especial en el corazón de los alemanes".

La Reina Isabel II no sólo ha impresionado al pueblo alemán. En varias ocasiones, durante sus visitas a Francia, pronunció sus discursos en francés, asegurándose así la buena voluntad de la nación.

También sabía transmitir mensajes de forma sutil, como en 2017 -cuando en un discurso sobre cómo llevar a buen puerto el Brexit- había lucido un sombrero azul adornado con flores azules con el centro amarillo. Este tocado recordó a no pocos la bandera de la UE y provocó especulaciones en las redes sociales.

El hecho de que Carlos saludara a los delegados alemanes en el Bundestag y a los 130 invitados al banquete de Estado en la lengua nacional y que, obviamente, también consiguiera arrancar las risas de su lado con humor británico -y sentido para el alemán- demuestra que sabe aprovechar el legado de su madre. "el mismo procedimiento de todos los años, James" - una cita de la famosa "Cena para uno" - forma parte ya de un feliz año nuevo alemán. 

 Ya había expresado en el banquete de Estado en el Palacio de Bellevue que haría todo lo posible por estrechar los lazos entre ambos países, y añadió: "Y, por supuesto, estamos codo con codo para proteger y hacer avanzar nuestros valores democráticos."

Tanto en Alemania como en el Reino Unido, la visita real a Alemania se considera una señal positiva, una especie de nuevo comienzo tras el Brexit, que se inició tal día como hoy (29 de marzo de 2017) con la petición de la primera ministra Theresa May a la UE para que se marchara.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Comienza la impresión de los nuevos billetes con la imagen del rey Carlos III

La nueva novela de James Bond estará ambientada en la coronación de Carlos III

Recelo unionista a un Parlamento liderado por el Sinn Féin en Irlanda del Norte