Economía del futuro: por qué hay que centrarse en reducir la desigualdad, en lugar del PIB

Economía del futuro: por qué hay que centrarse en reducir la desigualdad, en lugar del PIB
Derechos de autor euronews
Por Oleksandra VakulinaEuronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Sasha Vakulina, periodista de Euronews, y un grupo de políticos y expertos de alto nivel debaten cómo el bienestar económico, el aumento de la desigualdad y la crisis del ‘aumento del coste de la vida’ podrían abordarse mejor, si los Gobiernos miraran más allá, de las tasas de crecimiento económico.

PUBLICIDAD

Los líderes europeos evitaron, de hecho, una recesión invernal en el período 2022-2023, ya que la producción económica aumentó un 0,3 % en los tres primeros meses de este año.

El cálculo del producto interior bruto de la economía de un país, a lo largo del tiempo, es la referencia para medir el crecimiento económico. Pero, ¿puede evaluarse con precisión el bienestar económico, utilizando porcentajes trimestrales tan sencillos?

Los responsables políticos y los expertos europeos se preguntan si pueden alcanzarse los objetivos de la política económica, si los países aprenden a vivir sin medios, y dejan de centrarse en tasas de crecimiento insostenibles.

Reconocer que el planeta no tiene recursos ilimitados, y tener en cuenta los límites de nuestras políticas económicas, es un paso importante, explica el eurodiputado Philippe Lamberts, copresidente de ‘Los Verdes-Alianza Libre Europea’. "Si queremos hacer sitio para todos, tenemos que empezar a darnos cuenta de que tenemos que actuar dentro de unos límites. De lo contrario, la humanidad se desvanecerá, o desaparecerá de forma más brutal", afirma.

Olivier De Schutter, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la extrema pobreza y los derechos humanos, argumenta que, “el crecimiento del PIB significa muy poco para las personas en situación de pobreza, cuando no se benefician de ese progreso económico general”. Así, añade que, “perseguir el crecimiento a toda costa, no beneficia a las personas que viven en la pobreza”.

El aumento de la indigencia no es el único problema: a medida que aumenta la población del planeta, continúa la lucha por el agotamiento de los recursos, frente al crecimiento económico exponencial. Sandrine Dixson-Declève, copresidenta de la Asociación ‘Club de Roma’, y escritora, justo antes de que tenga lugar el ‘Congreso Beyond Growth 2023’, sostiene que, "es necesario observar el impacto que nuestras actividades están teniendo en los límites planetarios. El PIB nunca fue, realmente, una medida del desarrollo económico. Mide la productividad. Mide la economía ‘extractiva’. Y, hemos visto que esa economía ‘extractiva’ ha provocado, de hecho, la pandemia que acabamos de sufrir, recientemente, y está creando los ‘impactos climáticos’ que existen hoy día. Además, está exacerbando la pobreza. Así, pobreza y desigualdad significan inestabilidad", afirma.

En opinión de Adélaïde Charlier, activista por la ‘justicia climática’ y los derechos humanos, debemos replantearnos nuestros objetivos a escala mundial, analizar crisis como la climática, y reconocer que los países que más contaminan, no son los que más sufren la crisis climática.

"Estamos hablando de países occidentales, que ya han alcanzado un cierto bienestar. Y ahora, en la cuestión de la justicia social, y la responsabilidad histórica, tenemos que cuestionar la forma, y los objetivos, que queremos poner sobre la mesa", concluye.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La oposición a Orbán reclama elecciones anticipadas en Hungría

Ylva Johansson: Por primera vez un enfoque común y global de la UE en materia de migración

Putin intenta influir en las elecciones europeas con campañas de desinformación según Bruselas