Han muerto los 5 ocupantes del 'Titán', el submarino que iba a visitar los restos del Titanic

Imagen de la búsqueda
Imagen de la búsqueda Derechos de autor AP/AP
Por Euronews en español con EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La noticia fue dada poco después de que un buque submarino localizara un área de deshechos cerca del Titanic; el accidente se debería a una implosión catastrófica, es decir una rotura y hundimiento provocados por la mayor presión del exterior.

PUBLICIDAD

Han muerto los cinco ocupantes que viajaban en el submarino turístico que iba a visitar los restos del Titanic.

La noticia fue dada por la empresa 'Ocean Gate' y la Guardia Costera de EEUU, poco después de que un buque submarino localizara un área de deshechos cerca del Titanic en la búsqueda del sumergible desaparecido.

La Guardia Costera de EE.UU. había anunciado que los "escombros" encontrados cerca de la zona donde se hallan los restos del Titanic corresponden a la parte externa del sumergible Titán, desparecido desde el domingo con cinco personas a bordo en el Atlántico Norte.

Los restos fueron encontrados por un vehículo dirigido por control remoto

Los restos del aparato fueron encontrados por un vehículo dirigido por control remoto (ROV) operado por el buque canadiense Horizon Arctic y posteriormente expertos determinaron que "son consistentes con una implosión catastrófica", es decir, una rotura y hundimiento provocados por la mayor presión del exterior.

Según precisó el experto submarino Paul Hanken, se encontraron "cinco piezas principales" que reconocieron como "restos del Titán". Lo primero que se encontró fue "el cono de la nariz, que estaba fuera de la sala de presión".

"Encontramos la campana de la parte delantera de la sala de presión y este fue el primer indicio de que hubo un evento catastrófico poco después", precisó.

La empresa dueña del sumergible que desapareció hace cuatro días, OceanGate, había informado minutos antes del fallecimiento de los tripulantes.

A través de un comunicado distribuido a medios, la compañía dijo: "Ahora creemos que nuestro CEO Stockton Rush, Shahzada Dawood y su hijo Suleman Dawood, Hamish Harding y Paul-Henri Nargeolet, lamentablemente se han perdido".

Esta misma mañana la Guardia Costera de EE.UU. había informado a través de redes sociales que había encontrado unos "un campo de escombros dentro del área de búsqueda cerca del Titanic", que se encuentra a una profundidad de unos 3.800 metros.

En la búsqueda participaron efectivos y recursos de EE.UU., Canadá, Francia y el Reino Unido, con aviones, embarcaciones y drones submarinos.

Cronología del desastre

Esta es la cronología de un suceso con guion de película de Hollywood, pero sin su final feliz.

EL SUMERGIBLE DESAPARECE

El Titán, remolcado por el barco "Polar Prince", partió el viernes desde el puerto de San Juan de Terranova, en Canadá, hacia el lugar del hundimiento del Titanic.

La misión de bajar a ver los restos del barco, hundido en 1912 tras colisionar con un iceberg, tenía que haber durado diez horas. La empresa OceanGate Expeditions era la dueña y operadora del sumergible, empleado para llevar a cabo expediciones en aguas profundas.

En su página web, la compañía ofrece viajes de ocho días y siete noches para visitar los restos del Titanic, que se encuentran a unos 3.800 metros de profundidad, por un precio aproximado de 250.000 dólares.

Fue el pasado lunes cuando la compañía informó que llevaba desde el domingo sin tener contacto con el sumergible. Desde ese mismo domingo, la Guardia Costera de Estados Unidos inició una extensa operación de búsqueda con ayuda de Canadá para localizar al aparato.

Las labores de rescate se centraron en un área ubicada aproximadamente a 900 millas (1.450 kilómetros) del Cabo Cod de Massachusetts. El sumergible podía encontrarse tanto en la superficie como bajo del océano, a una profundidad de hasta 13.000 pies (unos 4.000 metros).

Según los primeros datos de OceanGate Expeditions, la embarcación contaba con provisiones para que los tripulantes pudieran sobrevivir en su interior durante cuatro días.

40 HORAS DE OXÍGENO

PUBLICIDAD

El martes se cuantificó cuánto tiempo les quedaba de oxígeno. La Guardia Costera informó que a la tripulación solo le quedaban 40 horas -hasta primera hora del jueves- por lo que Estados Unidos y Canadá intensificaron las labores de búsqueda, con aviones y barcos equipados con drones subacuáticos.

A la búsqueda se pusieron numerosos recursos públicos y privados: desde un avión militar de transporte Lockheed C-130 Hercules de Estados Unidos hasta un avión Boeing P-8 Poseidon de Canadá, capaz de detectar objetos bajo el mar.

En la búsqueda participaron efectivos y recursos de EE.UU., Canadá, Francia y el Reino Unido, con aviones, embarcaciones y drones submarinos. Las operaciones de búsqueda se coordinaron en un centro de la ciudad de Boston.

MILLONARIOS Y AVENTUREROS

Con el paso de las horas empezó a ponerse nombre a los cinco ocupantes del vehículo, todos ellos millonarios o personas que han dedicado su vida a la aventura o la exploración

En él viajaban el empresario paquistaní Shahzada Dawood con su hijo Suleman, estudiante de 19 años; el explorador británico Hamish Harding; el explorador francés Paul-Henry Nargeolet y el consejero delegado de la firma OceanGate, Stockton Rush.

PUBLICIDAD

También comenzaron a conocerse algunos detalles sobre cómo era el sumergible. Entre ellos el del tamaño de su interior, parecido al de una minifurgoneta.

En cada inmersión, los cinco tripulantes son obligados a descalzarse y sentarse con las piernas cruzadas en el mismo suelo, ya que no hay asientos, para caber en el cilindro de 670 centímetros de largo. Dentro de la nave solo hay una ventanilla para poder ver el exterior por turnos.

HALLAZGO DE RUIDOS

El martes por la noche, la Guardia Costera informó que varias boyas de sonar colocadas por aviones canadienses habían detectado algún tipo de ruido.

El miércoles se explicó que expertos de la Marina estaban estudiando los ruidos detectados en "un sitio increíblemente complejo" donde "hay mucho metal y diferentes objetos en el agua", precisó el contralmirante de la Guardia Costera estadounidense, John Mauger.

El contralmirante aseguró que "mientras haya una oportunidad de supervivencia" se continuaría trabajando para tratar de localizar el sumergible.

PUBLICIDAD

SIN OXÍGENO

La hora límite para que los tripulantes se quedaran sin oxígeno se cumplió este jueves por la mañana. Aún así, el Mauger afirmó que la búsqueda y el rescate continuaba con la llegada de "nueva capacidad".

"La voluntad de vivir de las personas también debe tenerse en cuenta", dijo, por lo que se continuará "buscando y procediendo con los esfuerzos de rescate".

Unas horas después la propia Guardia Costera adelantaba que había encontrado unos "escombros" cerca de la zona donde se hallan los restos del Titanic y que estaban siendo estudiados.

En la rueda de prensa posterior Mauger confirmó el peor presagio: los restos pertenecían al semisumergible y no había supervivientes.

Aún así, todavía quedan muchas incógnitas por despejarse. De hecho, las labores de recuperación de los restos continúan, para tratar de responder a alguna de las incógnitas de un suceso que ha tenido en vilo al mundo durante los últimos cuatro días.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Por qué implosionó el Titán?

Los equipos de búsqueda del submarino desaparecido detectan "ruidos" bajo el agua

Encontrados supuestos restos humanos en el Titán