EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

¿Están obligados por ley los Gobiernos y las ONG a salvar a los inmigrantes en el mar?

Migrantes que intentan huir a Europa son trasladados de su pequeña embarcación a un buque de la guardia costera tunecina, en el mar entre Túnez e Italia, el 10 de agosto.
Migrantes que intentan huir a Europa son trasladados de su pequeña embarcación a un buque de la guardia costera tunecina, en el mar entre Túnez e Italia, el 10 de agosto. Derechos de autor FETHI BELAID / AFP
Derechos de autor FETHI BELAID / AFP
Por Giulia Carbonaro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El número de inmigrantes que llegan a las costas italianas supera el doble de lo habitual este año, lo que ha obligado al Gobierno de Italia a pedir ayuda a las mismas ONG a las que ha intentado frenar.

PUBLICIDAD

Tras intentar impedir que las ONG rescataran a inmigrantes en el Mediterráneo, el Gobierno italiano les pide ahora ayuda ante el aumento de las llegadas de inmigrantes.

Sin embargo, la postura general de Roma contra la inmigración sigue siendo la misma. La semana pasada incautó otro barco de una ONG por infringir la ley de rescate de migrantes del país después de que ayudara a una embarcación con 72 personas a bordo.

La polémica norma, aprobada en febrero, impide a los barcos de rescate realizar operaciones consecutivas y a menudo les obliga a viajar a puertos lejanos, algo que las ONG han denunciado como un intento deliberado de frustrar sus esfuerzos por salvar vidas.

El viernes, el buque de rescate Aurora, de Sea Watch, fue incautado por las autoridades italianas tras asignársele un puerto de destino al que afirmaban que estaba demasiado lejos para llegar, mientras que las condiciones de los migrantes que rescataban eran pésimas.

En lugar de dirigirse a Trapani, en la costa occidental de Sicilia, el barco se dirigió directamente a la isla de Lampedusa, que en la actualidad tiene problemas con el desbordamiento de las instalaciones para migrantes.

Por infringir la ley, Sea Watch será inmovilizado durante un total de 20 días, tiempo durante el cual no podrá ayudar a quienes se encuentren en apuros en el mar.

Inmovilizar el barco en un momento en que el país se esfuerza por gestionar el aumento de las llegadas podría sonar contraintuitivo para algunos, pero otros dicen que refleja la disputa en curso entre el Gobierno de coalición de derechas dirigido por Giorgia Meloni y las ONG.

Roma pidió recientemente a la ONG Open Arms que les ayudara en las operaciones de rescate de seis embarcaciones de inmigrantes, una situación que muchas organizaciones calificaron de paradójica.

AP Photo/Francisco Seco, File
Migrants swim next to their overturned wooden boat during a rescue operation by Spanish NGO Open Arms south of Lampedusa in August 2022.AP Photo/Francisco Seco, File

Cinco ONG -Médicos sin Fronteras, Oxfam Italia, SOS Humanidad, ASGI (Asociación de Estudios Jurídicos de la Inmigración) y Emergency- presentaron una queja formal ante la Comisión Europea, afirmando que la ley italiana "plantea dudas" sobre su compatibilidad con la legislación de la UE y las obligaciones de los Estados miembros en virtud de los tratados internacionales.

Según las ONG, Italia está asignando deliberadamente los buques de rescate a los puertos de destino más lejanos, algo que perjudica el bienestar físico y psicológico de los rescatados, además de aumentar los costes para los rescatadores.

La ley y las consiguientes incautaciones de cuatro buques de rescate en los últimos meses han provocado la pérdida de 100 días operativos, afirman las organizaciones.

Mientras el Gobierno italiano y las ONG discuten, cientos de personas ya han muerto este año en el Mediterráneo. Euronews ha preguntado a un experto en derecho marítimo quién debería haberles salvado.

¿Qué dice la ley?

"Existe una obligación legal muy clara sobre el deber de rescatar a las personas en peligro en el mar", dijo a Euronews Irini Papanicolopulu, profesora de Derecho Internacional de la Academia Británica en la Universidad SOAS de Londres.

Esta obligación se encuentra en "el tratado más importante de lo que ocurre en el mar", dijo, señalando a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar y el derecho internacional consuetudinario, el cual se aplica a todos los estados.

"Por ejemplo, Libia no firmó el tratado de la ONU, pero aun así está obligada a rescatar a personas en peligro en el mar por norma consuetudinaria", explicó Papanicolopulu. Este deber recae tanto en el "capitán" del buque -la persona autorizada a representarlo por el armador- como en los Estados.

"Los deberes de los Estados son de dos tipos diferentes", dijo. "La obligación del Estado del pabellón que enarbola el buque y la obligación del Estado ribereño, que es la norma que entra en vigor este año", añadió.

"Esto obliga a los estados costeros a disponer de servicios de búsqueda y rescate de personas en peligro, y a rescatarlas".

Papanicolopulu compara el hecho de que los países puedan seguir sin rescatar a los migrantes en el mar, como obliga el derecho internacional, con cómo la gente sigue cometiendo asesinatos a pesar de estar prohibido.

PUBLICIDAD

"Hay una norma legal que prohíbe el asesinato, pero todos los días, por desgracia, hay alguien que asesina a otra persona. Así que aunque tengamos una norma jurídicamente vinculante, esto no significa automáticamente que todo el mundo la cumpla".

Italia tiene equipos de búsqueda y rescate desplegados por sus costas que han participado en operaciones de rescate de migrantes. Y, sin embargo, más de 1.300 personas han muerto en el Mediterráneo este año, el mayor número de muertes desde 2017.

"El Gobierno italiano ha sido condenado en varias instancias y también por el Tribunal Supremo de Italia, el Tribunal de Casación, por haber incumplido los deberes relativos a los rescates en el mar", dijo Papanicolopulu.

Karolina Sobel/Sea-Watch via AP, File
In this photo provided by Sea-Watch on Tuesday, Aug. 8, 2023, four migrant survivors wave for help as they are in distress at sea.Karolina Sobel/Sea-Watch via AP, File

Para las ONG, ayudar a los inmigrantes en apuros en el mar solo es un deber legal cuando se produce un incidente. Por lo demás, no tienen el deber de mantener barcos de búsqueda y salvamento en las costas de un país, como hace el Gobierno italiano.

Pero aunque no sea una obligación, está "legalmente permitido" que los barcos de las ONG rescaten a migrantes, e incluso "moralmente alentado", dijo Papanicolopulu. "Pero la moral es diferente de la ley".

PUBLICIDAD

"El problema es político", añadió. "Las leyes son bastante claras, aunque hay algunos detalles que no están claros, como los relativos a los puertos de destino. La ley dice que el capitán debe desembarcar a las personas en peligro lo antes posible en un lugar seguro, pero las normas no identifican criterios objetivos para definir qué tan pronto es lo antes posible y qué es un lugar seguro."

Italia "no puede prohibir a las ONG que rescaten migrantes en el mar porque estaría infringiendo el derecho internacional", afirmó Papanicolopulu. "Por eso aprobó todas estas leyes, como el reciente decreto de febrero, para disuadirlas de otras formas".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Crisis migratoria | En el interior de una casa ocupada por migrantes en Bruselas

Cientos de evacuados tras un seísmo de magnitud 4,4 grados en la escala de Richter cerca de Nápoles

Ponen bajo arresto domiciliario por corrupción al presidente de la región de Liguria, Giovanni Toti