EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

¿Presidente y convicto?: las interrogantes del 'caso Trump' ante los posibles escenarios

Donald Trump camina para responder a los periodistas antes de salir del Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta, el 24 de agosto de 2023.
Donald Trump camina para responder a los periodistas antes de salir del Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta, el 24 de agosto de 2023. Derechos de autor AP / Mary Altaffer / Archivo
Derechos de autor AP / Mary Altaffer / Archivo
Por Blanca Castro
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En la agenda de Trump para 2024 se acumulan los juicios, tanto penales como civiles. Sin embargo el expresidente, aún bajo la presunción de inocencia, sigue siendo el virtual candidato favorito de los republicanos para las elecciones presidenciales.

PUBLICIDAD

El 4 de marzo de 2024, Donald Trump se enfrentará a su primer juicio penal. Así lo ha decidido la jueza estadounidense Tanya S. Chutkan, encargada del proceso contra el expresidente en Washington, donde está procesado por intentar anular las elecciones presidenciales de 2020.

Desestimó así el interés de la defensa del expresidente de posponer el proceso hasta después de las próximas elecciones presidenciales, que se celebrarán en noviembre de 2024 y en las que Trump es todavía el precandidato republicano favorito. Habían pedido que el juicio se iniciara en abril de 2026.

La fecha elegida, el 4 de marzo, es un día antes del supermartes, lo más parecido que hay en Estados Unidos a una primaria nacional, pues más de una decena de estados tanto republicanos como demócratas celebrarán simultáneamente procesos internos para elegir a sus candidatos.

El juicio en Washington

El exmandatario está acusado en Washington DC de cuatro cargos: conspiración para defraudar a Estados Unidos, conspiración para obstruir un procedimiento oficial, obstrucción e intento de obstruir un procedimiento oficial y conspiración contra derechos.

Por el primero de esos cargos le podría caer una pena máxima de cinco años de cárcel, por el segundo y el tercero veinte años de prisión, respectivamente, y por el cuarto, diez años.

AP
Este boceto de artista muestra al expresidente con su abogado defensor Todd Blanche durante su comparecencia en el Tribunal Federal de Washington, el 3 de agosto de 2023.AP

Si el calendario judicial no sufre ningún contratiempo y el jurado lo hallara culpable, la carrera electoral de Trump se adentraría en un territorio desconocido, puesto que la Constitución estadounidense no contempla una hoja de ruta precisa para el supuesto de un presidente recién electo que se encuentre o que deba cumplir una condena en la cárcel.

¿Presidente y convicto?: las interrogantes que genera el 'caso Trump'

Para Greg Swenson, presidente de la organización Republicanos en el Extranjero en Reino Unido, es "muy poco probable" que el expresidente termine tras las rejas.

"Incluso si hay condenas, serán apeladas y probablemente podrían ser anuladas en apelación", sostiene Swenson y agrega: "Existe la posibilidad de que [Trump] pueda ser condenado por uno de estos presuntos delitos o una de estas acusaciones, pero de nuevo, no es probable que vaya a la cárcel".

Sin embargo, el también analista admite que esa posibilidad, si se materializa, arrastraría a Estados Unidos a un episodio inédito en su historia. El profesor de Política estadounidense de la Universidad de Birmingham, Scott Lucas, coincide en este aspecto con Swenson.

"Trump puede presentarse a las presidenciales aunque sea un delincuente convicto. No hay nada en la Constitución que se lo impida. Existe la posibilidad de que pueda ser condenado por uno de estos presuntos delitos. En el hipotético caso de que ocurriera, todavía podría presentarse a las elecciones. Ahora, el cómo ejecutaría su papel como presidente, no se sabe, porque esta situación no tiene precedentes".

La importancia del juicio en Georgia

El anuncio del juicio de Washington llegó unos minutos después de que se conociera que la lectura de cargos contra Trump y otros 18 imputados en Georgia por intentar revertir los resultados de las elecciones de 2020 en ese estado tendrá lugar el próximo 6 de septiembre.

El juicio, cuya fecha está por determinar, podría ser crucial para el destino del expresidente. Todo radica en la diferencia entre delito federal y delito estatal.

"[Donald Trump] no puede indultarse a sí mismo por un cargo estatal. Los expertos jurídicos ni siquiera creen que pueda indultarse a sí mismo por un caso federal, pero todavía están debatiendo eso. No hay duda de que no tiene poder sobre los estados para hacerlo", explica Lucas.

Según el catedrático estadounidense, ningún presidente en el cargo podría utilizar sus poderes ejecutivos para revertir una decisión judicial en su contra en Georgia o en ningún otro estado. 

"Por esa razón, el hecho de que se enfrente a cientos de años de prisión por los 13 cargos de delito grave en Gerogia es, en cierto modo, más grave que los cientos de años a los que se enfrenta en los otros casos", concluye Lucas. 

Swenson, por su parte, explica que la figura del indulto a nivel estatal sí existe pero queda en manos de los gobernadores otorgarlo si la persona asume los crímenes y muestra de forma expresa "signos de arrepentimiento", matiza. 

ARCHIVO vía AP
Trump ha presumido de sus buenos resultados en las encuestas, que lo siguen dando como favorito frente a otros candidatos conservadores, pese a afrontar varias imputaciones.ARCHIVO vía AP

Los otros juicios: dónde y cuándo

Trump también se ha declarado inocente en los otros casos en los que está imputado: por los pagos irregulares a la actriz porno Stormy Daniels para silenciar durante la campaña electoral de 2016 su "affaire" en el pasado, y por llevarse ilegalmente de la Casa Blanca papeles clasificados al abandonar el poder y por el asalto al Capitolio.

El inicio del proceso por los pagos irregulares a Daniels está fijado para el 25 de marzo de 2024 en Nueva York.

PUBLICIDAD

El juicio en Florida por los papeles clasificados que se llevó de la Casa Blanca a su mansión de Mar-a-Lago está programado para el 20 de mayo de 2024, cuando faltarán poco más de 6 meses para las elecciones presidenciales.

Pero pese a las graves acusaciones que pesan en su contra, el expresidente se declara inocente y sigue siendo el virtual candidato favorito entre las filas republicanas, según los sondeos.

Fuentes adicionales • Agencia EFE

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El primer debate de las primarias republicanas quedó marcado por la ausencia de Trump

Biden evita pronunciarse sobre la guerra en Gaza durante la cena de corresponsales de la Casa Blanca

El exvicepresidente Pence: "Estoy contra el aislamiento, hay que apoyar a los aliados"