EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Meloni sobre la violación grupal en Nápoles: "Vamos a actuar y a dar la cara"

Meloni durante su visita a Caivano, en Nápoles.
Meloni durante su visita a Caivano, en Nápoles. Derechos de autor Euronews
Derechos de autor Euronews
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, aseguró hoy en su visita a Caivano, al sur de Nápoles, una localidad con graves problemas de delincuencia y abandono, que en Italia "no pueden existir zonas francas" para la criminalidad.

PUBLICIDAD

Rodeada de un enorme despliegue de seguridad, la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, visitó el jueves Parque Verde, un suburbio de Nápoles, en la localidad de Caivano, dondedos niñas fueron violadas repetidamente por un grupo de adolescentes.

Meloni pasó unas horas en el barrio Parque Verde de la localidad de Caivano, donde presuntamente las niñas, primas de 11 y 12 años, fueron agredidas.Allí, Meloni se reunió con el párroco local, Maurizio Patriciello, de la iglesia de San Paolo Apostolo, un referente en la lucha contra el crimen organizado. La primera ministra prometió que un complejo deportivo abandonado y en ruinas, lugar sospechoso de ser el escenario de algunas de las presuntas violaciones que han tenido lugar en los últimos años, sería reparado y estaría operativo para primavera.

La visita de Meloni se produce como **un intento de afirmar los esfuerzos de su Gobierno de derecha para combatir el crimen organizado.**La Camorra, cuyos negocios incluyen el tráfico de drogas, tiene una influencia significativa en Nápoles y sus suburbios, entre los que están algunas de las zonas más empobrecidas de Italia.

A su llegada al Parque Verde, donde le esperaba una multitud de periodistas que contrastaba con la escasa presencia de vecinos del barrio, la primera ministra se reunió con el sacerdote, conocido por su lucha contra la mafia. Algunos de los presentes corearon su nombre, mientras otros lanzaron consignas pidiendo trabajo desde las ventanas de varios edificios cercanos.

Don Patricello le pidió, entre otras cosas, que se oscurezcan las páginas porno para evitar que se repitan actos como la reciente y brutal violación de las niñas, según dijo a los medios.

La madre de una de ellas quería encontrarse con Meloni: "Quería pedirle ayuda, reunirme con ella, pero entre las paradas de la primera ministra en Caivano no está la escuela de mi hija".

La violación de las dos niñas ha vuelto a recordar la situación de degrado de la localidad, donde se denuncia que hay solo 2 trabajadores sociales para 36.000 habitantes, cuando debería haber al menos 7 por ley, además de faltar muchos servicios, como autobuses o farmacias.

"No sé si hay voluntad política", pero Caivano "ha sido abandonada", dijo a la prensa Gilda Panico, presidenta de la Orden Nacional de Trabajadores Sociales de Campania.

La visita de Meloni estuvo rodeada de un enorme dispositivo de seguridad, con las calles acordonadas y las entradas a la zona vigiladas desde el amanecer por decenas de agentes, después de que ayer fuera amenazada en las redes sociales por suspender la renta de ciudadanía, un polémico subsidio para las familias pobres con una amplia difusión en el sur del país.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El partido de Meloni afirma que el sur de Italia será más rico que Francia o Alemania

La primera ministra italiana Giorgia Meloni demanda al cantante de Placebo Brian Molko por llamarla "fascista y racista"

Italia: El Gobierno de Meloni recorta por SMS las prestaciones sociales a miles de familias, desatando protestas