EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Pánico en la frontera rumana ante un nuevo ataque ruso con drones contra Ucrania

Incendio provocado por el ataque ruso con drones
Incendio provocado por el ataque ruso con drones Derechos de autor screenshot
Derechos de autor screenshot
Por Euronews
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La ofensiva de la madrugada del martes contra el puerto ucraniano de Orlovka se dejó sentir en la vecina localidad rumana de Isaccea.

PUBLICIDAD

Escenas de pánico en la frontera de Rumanía con Ucrania este martes, tras el ataque de drones rusos que alcanzó el puerto de Orlovka, al otro lado del Danubio. Al menos dos personas resultaron heridas y las instalaciones sufrieron considerables daños materiales.

Los proyectiles, lanzados a primera hora de este martes, sobresaltaron a los habitantes de la localidad de Isaccea.

"Vi los drones, hubo una gran explosión, nos asustamos", asegura una mujer.

"Oh, cómo escuchamos la explosión desde nuestras casas, no podía quedarme dentro, todo se agrietaba, tanto ruido, tenía mucho miedo", comenta otra. 

Cierre del puerto

Las autoridades rumanas han cerrado el puerto de Isaccea, y redirigen el tráfico fluvial hacia el de Galati, a unos cincuenta kilómetros. Los ferris entre ambos países también han sido suspendidos.

La ofensiva rusa quemó decenas de camiones e hirió a dos conductores, entre grandes explosiones.

Las fuerzas ucranianas aseguran haber derribado 26 de los 38 drones lanzados.

Las ofensivas de Rusia contra puertos del Danubio y del sur de Ucrania se han intensificado desde su abandono del acuerdo que permitía la exportación de cereales ucranianos desde el mar Negro.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Reportaje | En las trincheras junto a Bajmut

Rumanía construye refugios junto a la frontera con Ucrania ante la caída de restos de drones rusos

Un enorme socavón pone en peligro a los vecinos de la ciudad rumana de Slănic Prahova