EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Líderes europeos y oenegés condenan una presunta agresión contra una adolescente iraní

ARCHIVO - Una mujer iraní pasa junto a un mural contra Estados Unidos, pintado en la pared de la antigua embajada estadounidense, en Teherán, Irán, sábado 2 de noviembre de 2013.
ARCHIVO - Una mujer iraní pasa junto a un mural contra Estados Unidos, pintado en la pared de la antigua embajada estadounidense, en Teherán, Irán, sábado 2 de noviembre de 2013. Derechos de autor Ebrahim Noroozi/AP
Derechos de autor Ebrahim Noroozi/AP
Por Joshua Askew con AFP
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

"Una vez más, una joven iraní lucha por su vida, sólo porque enseñó el pelo en el metro", escribió la ministra alemana de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock.

PUBLICIDAD

Líderes europeos y grupos de defensa de los derechos han expresado su preocupación por la presunta "grave agresión" a una adolescente iraní por parte de la llamada policía de la moral del país, que la dejó en coma.

Según la ONG Hengaw, con sede en Noruega, Armita Garawand, de 16 años, fue agredida físicamente por agentes femeninas de la gast-e ersad (patrulla de orientación) el 1 de octubre mientras viajaba en el metro de Teherán sin velo.

Sensibles a las posibles protestas de la opinión pública por el suceso, las autoridades iraníes lo han negado, y la agencia estatal de noticias IRNA ha informado de que la estudiante "se desmayó" por no haber desayunado.

Actualmente se encuentra en cuidados intensivos, con una fuerte presencia de seguridad en torno al hospital.

"Una vez más, una joven iraní lucha por su vida. Sólo porque enseñó el pelo en el metro. Es insoportable", escribió el martes la ministra alemana de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock, en la red social X, antes Twitter.

La noticia del incidente ha corrido por las redes sociales y ha circulado un vídeo en el que supuestamente se ve a agentes de policía empujando a la joven, sin pañuelo en la cabeza. A continuación arrastran su cuerpo.

Garawand sufrió una herida en la cabeza y se desplomó tras ser empujada contra una barra de metal durante el altercado, informó el medio de comunicación de la oposición Iran International.

Las autoridades iraníes no han difundido imágenes de lo ocurrido en el interior del tren, a pesar de que todos los vagones del metro de Teherán disponen de múltiples cámaras de circuito cerrado de televisión.

Iran Human Rights, otra ONG con sede en Noruega, pidió "una investigación internacional independiente", afirmando que Teherán tiene "un largo historial de distorsionar los hechos y ocultar las pruebas de sus crímenes."

"La República Islámica sigue acosando y reprimiendo a las mujeres con el pretexto de luchar contra las violaciones del hiyab obligatorio", declaró su director, Mahmood Amiry-Moghaddam.

La adolescente, originaria de Kermanshah, en el oeste de Irán, está recibiendo tratamiento en el Hospital Fajr de Teherán, según Hengaw, que publicó una foto de ella en una cama de hospital, conectada a una sonda gástrica y con la cabeza y el cuello cubiertos de vendas.

Maryam Lotfi, periodista del diario reformista Shargh, fue detenida brevemente cuando intentaba entrevistar a la madre, añadieron.

Al parecer, los servicios de inteligencia han presionado a amigos y familiares para que nieguen el papel de la policía de la moral y han confiscado sus teléfonos para impedir que las fotos lleguen a los medios de comunicación, señaló Iran International.

Las autoridades iraníes están en alerta máxima. El incidente se produce poco más de un año después de la muerte de Mahsa Amini, tras su detención por presunta violación del estricto código de vestimenta iraní.

Su muerte -al parecer tras sufrir varios golpes violentos en la cabeza por parte de los agentes- desencadenó protestas en todo el país que supusieron uno de los mayores desafíos al régimen iraní en años.

PUBLICIDAD

Más de 550 personas murieron y casi 20.000 fueron detenidas, y las fuerzas de seguridad reprimieron con dureza la disidencia, informa Irán Derechos Humanos.

En Irán, la ley obliga a las mujeres a cubrirse el cabello con un pañuelo. La normativa es muy impopular entre amplios sectores de la población, y las mujeres iraníes cada vez llevan menos el hiyab tras los disturbios del año pasado.

Se espera que pronto se convierta en ley un nuevo proyecto que impone más castigos a las mujeres que no llevan velo, en un intento de las autoridades de frenar el desafío a las normas.

"Un año después del homicidio de Mahsa Jina Amini bajo custodia del Estado iraní tras su detención por llevar el velo, y después de cientos de homicidios cometidos por las fuerzas de seguridad del Estado en las calles durante las protestas que siguieron, otra joven se encuentra en estado crítico y otra familia de Irán se encuentra en la misma desgarradora situación", manifestó Hadi Ghaemi, director ejecutivo del Centro de Derechos Humanos de Irán (CHRI).

PUBLICIDAD

"No se puede negar el historial de violencia contra las mujeres y la cultura de impunidad del Gobierno iraní", afirmó Ghaemi. "La comunidad internacional debe unirse para imponer sanciones diplomáticas significativas y coordinadas contra un gobierno que ahora asesina regularmente a sus ciudadanas para silenciarlas", concluyó.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Euronews Hoy | Las noticias del viernes 6 de octubre de 2023

El nuevo presidente reformista de Irán, Masoud Pezeshkian, pronuncia su primer discurso

Segunda vuelta de las elecciones presidenciales iraníes: esto es lo que necesitas saber