EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Bruselas y Washington se citan en la capital estadounidense para abordar varios asuntos pendientes

Las banderas de EE. UU. y la UE ondean una al lado de la otra en el edificio del Consejo Europeo
Las banderas de EE. UU. y la UE ondean una al lado de la otra en el edificio del Consejo Europeo Derechos de autor VIRGINIA MAYO/AP2005
Derechos de autor VIRGINIA MAYO/AP2005
Por Euronews en español
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La guerra entre Israel y Hamás ocupará buena parte de la agenda del encuentro de Ursula von der Leyen y Charles Michel con Joe Biden.

PUBLICIDAD

Los altos funcionarios de la Unión Europea viajan este viernes a Washington para celebrar la primera cumbre oficial entre ambas partes en más de dos años.

Se suponía que tanto la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, como el Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se reunirían con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en lo que sería un viaje rutinario para tratar entre otras cosas asuntos comerciales pendientes.

Pero la guerra entre Israel y Hamás amenaza con eclipsar por completo la cumbre, sobre todo tras una semana de mensajes confusos por parte del bloque europeo.

"Creo que este tema no puede no estar en la agenda", reconoce a Euronews la eurodiputada Anna-Michelle Assimakopoulou, del grupo Popular. Michael Bloss, eurodiputado alemán de los Verdes, opina por su parte que "lo primero es que la UE tiene que hablar con una sola voz, y luego podemos coordinarnos y con nuestros socios transatlánticos".

Varios asuntos pendientes

Si bien el conflicto de Oriente Medio domina los debates, también es innegable que Unión Europea y Estados Unidos siguen teniendo muchos asuntos pendientes.

En primer lugar, el acero y el aluminio. El asunto lleva coleando desde la era Donald Trump, después de que el expresidente golpeara a Bruselas con aranceles a las exportaciones europeas de acero y aluminio.

Pero ahora, en lo que parece un doble ataque contra Pekín, se espera que la Unión anuncie tanto una investigación antisubvenciones a las siderúrgicas chinas como un acuerdo con Washington para frenar la exportación de metales chinos, que según ellos están inundando el mercado mundial.

"La solución que se está negociando ahora es el llamado 'club del carbono', o un acuerdo entre la UE y Estados Unidos para promover básicamente la producción de acero sostenible descarbonizado, y poner aranceles a los países que no produzcan de forma descarbonizada, es decir, por supuesto, China", explica Jacob Kirkegaard, del think tank German Marshall Fund.

Funcionarios del bloque también informan a Euronews de que están a punto de llegar a un acuerdo sobre materias primas críticas: minerales utilizados en la producción de baterías para vehículos eléctricos.

Esto permitiría a los fabricantes de automóviles europeos beneficiarse de cualquier subvención estadounidense concedida en virtud de la llamada Ley de Reducción de la Inflación, diseñada en este caso por la administración Biden para promover el uso de vehículos eléctricos fabricados en Estados Unidos.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Biden apoya la acusación de Israel contra la Yihad Islámica respecto al ataque al hospital en Gaza

Un militar estadounidense muere tras prenderse fuego por fuera de la embajada de Israel

Largas colas en el juzgado que podría imposibilitar a Trump ser presidente