De 'Help Catalonia' a 'Help Spain': La cuestión catalana choca contra la realidad política europea

Un hombre se cubre la cara con una 'estela', la bandera independentista catalana
Un hombre se cubre la cara con una 'estela', la bandera independentista catalana Derechos de autor Bernat Armangue/Copyright 2019 The AP. All rights reserved.
Por Jaime Velazquez
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Como hicieron los independentistas tras el fallido intento secesionista de 2017, los conservadores españoles recurren ahora a Europa para tratar de parar la futura ley de amnistía con la vista puesta en las elecciones europeas de junio. Pero Bruselas tiene otras prioridades.

PUBLICIDAD

Registrada ya la ley de amnistía en España en el Parlamento español con el respaldo de la amplia mayoría de los diputados, la oposición al nuevo gobierno de Pedro Sánchez pidió ayuda a Europa para tratar de parar la medida de gracia para todos los implicados en el referéndum de independencia de Cataluña de 2017.

El Partido Popular, con el apoyo de los liberales y la extrema derecha de Vox llevó a la Eurocámara el debate sobre las supuestas amenazas al estado de derecho en España como consecuencia del acuerdo gubernamental entre el Partido Socialista de Pedro Sánchez y las fuerzas independentistas catalanas.

El Partido Popular sostiene que la proposición de ley de amnistía contraviene las leyes europeas y los valores fundacionales de la Unión. Pero el ‘Help Catalonia’ que entonaban los separatistas en 2017 tras la respuesta del Estado al referéndum y el ‘Help Spain’ que entonan ahora los conservadores han chocado contra el mismo muro: la realidad de la política europea.

"La Comisión Europea mantiene la posición que ha sostenido este tiempo sobre la cuestión catalana. Esto es, y sigue siendo, un asunto interno de España que debe resolverse de acuerdo con la Constitución española", expresó en la Eurocámara el comisario de Justicia, Didier Reynders.

El líder del PP, Alberto Núñez Feijoo, durante un ecuentro con corresponsales extranjeros para explicarles su postura sobre la ley de amnistía
El líder del PP, Alberto Núñez Feijoo, durante un ecuentro con corresponsales extranjeros para explicarles su postura sobre la ley de amnistíaPartido Popular

"En debate que se vió en Estrasburgo había dos sectores muy satisfechos con que la conversación se diera en ese foro: uno era el propio expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, que lleva pidiendo la internacionalización de lo que denomina la cuestión catalana, y los promotores de la iniciativa, entre ellos, Vox", explicó a Euronews Manuel de la Fuente, socio de Asuntos Públicos de la consultoría Harmon.

"Hay que prestar atención a las prioridades de la Unión Europea. Se está apelando (por parte del Partido Popular español) a la utilización de un artículo del Tratado de Lisboa que ha sido un instrumento de las instituciones para abordar lo que estaba pasando en dos países -Hungría y Polonia- que tienen casi una causa general contra el estado de derecho, y no una ley puntual que como ya dijo Reynders será tratada como un asunto interno", advirtió De la Fuente.  

La batalla por el relato en las elecciones europeas

Más allá del debate en las instituciones y el recorrido que pueda tener en los tribunales, la batalla entre españolistas e independentistas catalanes se centra ahora en construir el relato de cara a las próximas elecciones europeas.

El reconocimiento en la propuesta de ley de amnistía de la existencia de un conflicto político en Cataluña por parte del Gobierno de España contribuye a reforzar las tesis independentistas.

"La prioridad de esta Presidencia ha sido muy clara, que es poner Cataluña una vez más al frente de la Agenda Europea", aseguró Miquel Royo, secretario de Acció Exterior y Unión Europea  de la Generalitat de Cataluña. 

"Esa ha sido una de nuestras prioridades, que nuestro mensaje sea claro: que este es un conflicto político, y ahora comenzamos la segunda parte de nuestra negociación, que es el hecho de que los catalanes quieren decidir su propio futuro".

Pero los populares esperan que la aprobación de la futura ley de amnistía y el desarrollo de los acuerdos alcanzados con las formaciones catalanas, que incluyen la creación de comisiones parlamentarias que aborden el 'lawfare', la supuesta instrumentalización de la Justicia para la persecución política de los líderes independentistas, estallen en plena campaña electoral.

"Hay una batalla por el relato, eso es así. Y hay unas elecciones Europeas a la vuelta de la esquina. Por tanto... ¿El terreno de juego se va a mover hacia Bruselas?… Muy probablemente sí. ¿Eso va a tener algún efecto por parte de las instituciones europeas? Ninguno, absolutamente ninguno", sentenció Manuel de La Fuente.

La amenaza del eurescepticismo

Según el experto en Asuntos Públicos de Harmon, los esfuerzos por internacionalizar la cuestión catalana chocan con las urgencias actuales de la Unión Europea: el auge de la extrema derecha y del euroescepticismo en el continente.

"La victoria de la extrema derecha antieuropea en Holanda, en uno de los países fundadores, puede ser un problema un poco más elevado que la causa catalana, que genera ya un cierto hastío entre algunos sectores de las instituciones europeas", afirmó Manuel de la Fuente.

Ya sean españolistas o independentistas catalanes, Bruselas necesita ahora aliados contra contra los potenciales 'enemigos' de la Unión.

"Por eso un aspecto que tiene que vigilar el Partido Popular en su estrategia de internacionalización de la cuestión catalana son sus aliados. El PP no cuestiona las instituciones europeas pero algunos de sus aliados si lo hacen y algunos son abiertamente euroescépticos", advirtió De la Fuente refiriéndose a Vox y otros miembros del bloque de Conservadores y Reformistas Europeos en el Parlamento Europeo (ECR).

Pero la causa independentista catalana también ha contado en el pasado con el apoyo de la ultraderecha europea. "El movimiento recibió declaraciones amistosas de Nigel Farage en el Parlamento Europeo y Puigdemont contó con el respaldo de Nueva Alianza Flamenca", explicó Antonio Manuel Álvarez, investigador en el departamento de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

"Sin embargo, hay que señalar que estos apoyos han sido más bien puntuales, y no han sido buscados explícitamente por el independentismo. Su intención prioritaria siempre ha sido buscar el apoyo europeísta mainstream, tanto en las cancillerías como en el sistema de partidos europeos", añadió Antonio Manuel Álvarez.

PUBLICIDAD

"Su estrategia prioritaria siempre ha sido mostrarse como un movimiento decididamente europeísta, moderno, globalista, ajeno a sensibilidades extremistas y alineado con los valores fundamentales de la UE".

"Para Junts -dijo refiriéndose a la formación del expresidente Catalán Carles Puigdemont- es fundamental preservar la imagen europeísta. Este 'éxito propagandístico’ de Junts es clave para entender la europeización de la amnistía en 2023. De no haber hecho Junts tantos esfuerzos por maquillar su imagen a los ojos de la Europa europeísta, sería mucho más difícil para el PSOE justificar este pacto… y también más difícil para la Comisión darle eventualmente el visto bueno", aseguró el profesor de la UAM.

Periodista • Jaime Velazquez

Editor de vídeo • Jaime Velazquez

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Bruselas analiza la ley de amnistía con "objetividad" e "independencia"

La protesta contra la ley de amnistía reúne a 170.000 personas en Madrid

Pedro Sánchez es investido presidente del Gobierno de España con 179 votos a favor