República Checa | Sindicatos protestan por recortes y medidas de austeridad

Los afiliados de sindicatos marcharon por Praga antes de reunirse en una plaza del centro cerca del edificio del Parlamento.
Los afiliados de sindicatos marcharon por Praga antes de reunirse en una plaza del centro cerca del edificio del Parlamento. Derechos de autor Petr David Josek/AP
Por Euronews con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los sindicatos protestan contra la reforma de las pensiones y la inflación, entre otros aspectos.

PUBLICIDAD

Los sindicatos checos organizaron un día de protestas y huelgas en todo el país este lunes para expresar su oposición al paquete de recortes y medidas de austeridad del Gobierno, destinado a mantener bajo control el creciente déficit.

Los sindicatos también exigen más dinero para los sectores de educación y salud, y protestan por los cambios propuestos al sistema de pensiones.

El primer ministro Petr Fiala dijo que su Gobierno no estaba dispuesto a ceder porque las medidas son “absolutamente necesarias”.

“Debemos detener el endeudamiento estatal”, afirmó Fiala.

Los afiliados de sindicatos marcharon por Praga antes de reunirse en una plaza del centro cerca del edificio del Parlamento.

“Los sindicalistas protestan porque no les gusta el desarrollo en República Checa bajo el Gobierno actual”, dijo Josef Stredula, líder de una importante organización sindical, ante una multitud de varios miles de personas.

“Dimitan”, corearon los manifestantes, dirigiendo su mensaje al Gobierno.

Stredula dijo que los sindicatos planearán más protestas si el Gobierno se niega a negociar.

Un 74% o más de 7.200 escuelas infantiles, primarias y secundarias de todo el país cerraron total o parcialmente el lunes en la mayor protesta de este tipo desde la creación de la República Checa en 1993, dijeron los sindicatos. Varias universidades apoyaron la medida de los sindicatos.

Los trabajadores de cientos de empresas, incluidas algunas oficinas estatales y el importante fabricante de automóviles Skoda Auto, planeaban unirse a las protestas, principalmente deteniendo el trabajo durante una o dos horas.

Ambas cámaras del Parlamento aprobaron y el presidente Petr Pavel promulgó la semana pasada un paquete económico que incluye recortes presupuestarios y aumento de impuestos para mantener el déficit presupuestario bajo control.

Entre otras medidas, los checos pagarán más impuestos sobre las bebidas alcohólicas, incluida la cerveza, y sobre los medicamentos. Las empresas también pagarán más impuestos.

Según el Gobierno, las medidas reducirán el déficit presupuestario en 97.000 millones de coronas checas (4.300 millones de dólares) el próximo año y en 150.000 millones (6,700 millones de dólares) en 2025.

Como resultado, el déficit del 3,5% del producto interno bruto esperado para este año caerá al 1,8% el próximo año y al 1,2% en 2025.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Praga acumula más de 13 000 infracciones de patinetes el eléctricos, el doble que en 2022

Praga | Martina Bednářová fue juzgada por negar la existencia de la guerra en Ucrania en clase

Miles de checos condenan la subida de los precios del Gobierno en las calles de Praga