Condena al Gobierno alemán por falta de acción en la lucha contra el cambio climático

Imagen de varias columnas de humo de una fábrica, en pleno turno de trabajo.
Imagen de varias columnas de humo de una fábrica, en pleno turno de trabajo. Derechos de autor AP
Por Euronews en Español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El Tribunal Administrativo Superior de Berlín-Brandeburgo ordenó al Ejecutivo que emprendiera acciones "urgentes" para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en los sectores del transporte y la construcción.

PUBLICIDAD

La Justicia alemana ha condenado al Gobierno de Olaf Scholz por no tomar medidas suficientes para luchar contra el cambio climático. Este es un veredicto que resulta embarazoso para el canciller, quien prepara su asistencia a la COP28.

El Tribunal Administrativo Superior de Berlín-Brandeburgo ordenó al Ejecutivo que emprendiera acciones "urgentes" para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en los sectores del transporte y la construcción; industrias que generan el 20 % y el 30 %, respectivamente, del CO₂ emitido en Alemania.

"El Gobierno federal está obligado a tomar una decisión para aplicar un programa de emergencia" en estos dos sectores, señalan los jueces.

La sentencia de primera instancia se dictó a raíz de una demanda de las organizaciones ecologistas alemanas DUH y BUND. Sin embargo, no es de aplicación inmediata, ya que el Ejecutivo puede recurrir la decisión judicial.

Las ONG, que habían acusado al Gobierno de Olaf Scholz de falta de acción en la lucha contra el calentamiento global, acogieron con satisfacción la decisión.

"El Tribunal ha dejado claro que el Gobierno debe cumplir sus propios objetivos climáticos", declaraba Antje von Broock, portavoz de BUND.

La legislación alemana de protección del clima estipula unos límites máximos de emisiones de CO₂ para cada sector. Si se superan estos techos, los ministerios correspondientes deben presentar, en el plazo de tres meses, un programa de emergencia para reducir los volúmenes.

Así, en el sector del transporte, por ejemplo, se han superado los niveles de emisión autorizados para 2021 en 3,1 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, y en 2,5 millones de toneladas en el sector de la construcción.

Las organizaciones consideraron que las medidas puestas en marcha por los correspondientes ministerios "no habían sido suficientes, y que solamente habían cerrado el 5 % de la brecha" entre las emisiones reales y el máximo autorizado por la ley, indicaba Jürgen Resch, militante ecologista de la oenegé DUH.

Alemania prevé ahora reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 65 % para 2030 respecto a los niveles de 1990, frente al 55 % anterior, y después, en un 88 % para 2040, con el objetivo de alcanzar la neutralidad en carbono en 2045. Es decir, cinco años antes de lo previsto inicialmente. La coalición de Olaf Scholz ha añadido la exigencia de un 80 % de electricidad renovable para 2030.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Dos tiroteos en Alemania, sin aparente conexión, se cobran cuatro víctimas

Una huelga de transportes dificulta la movilidad en Alemania entre demandas de mejoras laborales

Alemania prepara el primer despliegue permanente de tropas desde la Segunda Guerra Mundial