EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Una oleada de ataques rusos con drones y misiles causa más de una veintena de muertos en Ucrania

Los bomberos tratan de extinguir un fuego este viernes en un edificio dañado por un ataque ruso en Kiev
Los bomberos tratan de extinguir un fuego este viernes en un edificio dañado por un ataque ruso en Kiev Derechos de autor Servicio de Emergencias de Ucrania vía AP
Derechos de autor Servicio de Emergencias de Ucrania vía AP
Por Euronews con EFE
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La ola de ataques aéreos rusos ha afectado a diferentes puntos de Ucrania, incluido Kiev, y es "la más masiva" desde el comienzo de la guerra. Hay más de una veintena de muertos.

PUBLICIDAD

Una oleada de ataques rusos con drones y misiles, la más masiva de los últimos meses, ha causado más de una veintena de muertos, numerosos heridos y daños en diversos puntos de Ucrania, incluida la capital, Kiev, y los mayores núcleos urbanos del país.

"Hoy Rusia ha usado casi todos los tipos de armas de su arsenal: (misiles) Kinzhal, S-300, misiles de crucero y drones. Los bombarderos estratégicos lanzaron misiles X-101 y X-505", escribió el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en la red social X. Un total de 122 misiles "fueron lanzados contra Ucrania, la mayoría de los cuales fueron derribados", añadió.

Entre las infraestructuras dañadas por la oleada de ataques, citó un hospital de maternidad, centros educativos, un centro comercial, bloques de apartamentos, un almacén comercial y un aparcamiento.

El comandante de la Fuerza Aérea ucraniana, Mykola Oleshchuk, escribió en su canal oficial de Telegram que se trata del “ataque aéreo más masivo” desde el comienzo de la invasión rusa de Ucrania en febrero de 2022. "El enemigo lanzó un golpe masivo empleando varios recursos de ataque aéreo. De hecho, lanzó de todo, excepto (misiles) Kalibr. Hubo (misiles) Kinzhal, misiles balísticos, S-300, misiles de crucero", dijo el portavoz de la Fuerza Aérea ucraniana, Yuri Ihnat.

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschkó, anunció que un civil ha muerto y que cuatro han sido rescatados de debajo de los escombros de un almacén en el que han impactado fragmentos de un proyectil, mientras que todavía hay desaparecidos. Klitschkó había avisado sobre las 6:30 de la mañana, a través de su canal de Telegram, de que se escuchaban explosiones en la capital, instruyendo a los ciudadanos para que buscaran refugio.

Siete personas han sido hospitalizadas en la capital y el alcalde kievita informó también de daños en la estación de metro de Lukyanivska, además de en el mencionado almacén donde se ha desencadenado un incendio. El número de heridos asciende a 17 en total, según Serguí Popko, jefe de la administración militar de Kiev.

En Leópolis, el impacto de un misil en un bloque de apartamentos mató a una persona e hirió a otras tres, según informó el jefe de la administración militar regional, Maksym Kozytskyi. La alcaldía de esa ciudad anunció que más de una docena de drones kamikaze de tipo Shahed fueron lanzados contra la región fronteriza con Polonia.

En Járkov (noreste) las autoridades informaron de un civil muerto -un varón de 35 años- y de 11 heridos, según datos del presidente de la administración militar regional Oleg Synegubov. Además han sufrido daños almacenes e instalaciones industriales, un depósito de vehículos de transporte, un centro médico y una ambulancia, entre otras infraestructuras.

En la región de Dnipropetrovsk (centro), el jefe de la administración militar, Serguí Lysak, habló de una "mañana trágica" en la que los cohetes rusos alcanzaron a "casi una docena de personas y cuatro murieron". En la capital provincial de Dnipró, un proyectil impactó en un centro comercial, donde provocó un incendió y causó daños en un hospital maternoinfantil.

En Odesa (sur), las autoridades han registrado por el momento dos muertes y 15 civiles hospitalizados, entre ellos dos niños de seis y ocho años de edad que fueron heridos en ataques con misiles contra edificios de apartamentos.

Por la noche, Rusia lanzó además una oleada de drones, uno de los cuales impactó en una infraestructura, aunque según el presidente de la administración militar regional, Oleg Kiper, al menos una docena de ellos fueron derribados por las defensas antiaéreas.

Ucrania busca potenciar su producción de armas mientras Rusia fortalece su industria militar

La oleada de ataques rusos se produce en un contexto en el que las partes en conflicto intensifican sus esfuerzos por fortalecer sus industrias militares. Ucrania se centra en el incremento de la producción de armas, en medio de la incertidumbre sobre el futuro de la ayuda de Occidente y el creciente potencial bélico ruso, que ha logrado acelerar su industria militar pese a las sanciones.

Los esfuerzos de Kiev en potenciar su industria militar tienen lugar en medio de una reducción considerable de la ayuda militar de Occidente, atascada por la lucha política interna entre demócratas y republicanos en Estados Unidos y el bloqueo de Hungría al plan de apoyo de la UE. Pese a ello, el Gobierno de EE.UU. anunció un nuevo envío de 250 millones de dólares (225 millones de euros) en armamento para Ucrania, muy inferior a los 61.000 millones pedidos por la Casa Blanca al Congreso.

En tanto, Rusia continúa fortaleciendo su industria militar, según informó el jueves al presidente ruso, Vladímir Putin, el director general de la corporación estatal rusa Rostec, Serguéi Chémezov. "Incrementamos en 50 veces la producción de municiones para armas ligeras y para sistemas de lanzaderas múltiples", declaró, al señalar que la corporación aumentó en 5,5 veces la producción de transportes blindados y en siete veces la producción de tanques de guerra. Según el director de Rostec, uno de los mayores productores mundiales de armas, aviones, helicópteros y otros equipamientos, "se trata de un incremento global".

Pulso en el frente sur

El estadounidense Instituto de Estudios para la Guerra (ISW) reconoció en su informe más reciente que las fuerzas rusas "avanzaron en el oeste de la región de Zaporiyia (sur) y retomaron posiciones que las fuerzas ucranianas habían capturado durante la contraofensiva del verano de 2023", según imágenes geolocalizadas. De acuerdo con el ISW, las fuerzas ucranianas se replegaron a "posiciones más defendibles cerca de Robotine para pasar el invierno".

El centro de estudios estadounidense señaló que los recientes avances rusos en este sector del frente muestran que "la actual guerra posicional en Ucrania no es un punto muerto estable", ya que la balanza podría inclinarse a favor de cualquiera de los dos bandos en dependencia de las decisiones tomadas por Rusia u Occidente.

"Los limitados avances rusos podrían volverse significativos, especialmente si Occidente corta la ayuda militar a Ucrania", advirtió.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Contundente respuesta rusa al ataque contra Bélgorod

Rusia recibe un varapalo en un Consejo de Seguridad de la ONU solidarizado con Ucrania

Reabre parcialmente el hospital infantil de Kiev que había sido destrozado por un ataque con misiles