Más países se unen a EE.UU. y suspenden la financiación de la agencia de la ONU para los palestinos

Un grupo de palestinos huye de Jan Younis.
Un grupo de palestinos huye de Jan Younis. Derechos de autor Mohammed Dahman/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Por Euronews con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Estados Unidos, Canadá, Australia, Reino Unido, Italia, Suiza, Alemania, Países Bajos y Finlandia han parado sus ayudas a esta ONG por sospechas de que varios de sus empleados participaron en el ataque de Hamás a Israel el 7 de octubre, evento que desató la cruenta guerra en Gaza.

PUBLICIDAD

Más países se han sumado a la lista de naciones que han decidio suspender por el momento la financiación de la UNRWA - Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente. El sábado, Gran Bretaña, Alemania, Italia, Países Bajos, Suiza y Finlandia se unieron a Estados Unidos, Australia y Canadá. Más tarde, Francia se unió a esta lista de naciones que han suspendido su cooperación con la agencia. Todo esto supone la suspensión de más del 60% de las ayudas que recibe el ente.

Se destaca que la financiación se suspende, no se cesa de manera definitiva, hasta el final de la investigación sobre la acusación de que algunos trabajadores de la UNRWA ayudaron a Hamás en la preparación del ataque contra Israel el 7 de octubre.

EE.UU. mantiene que no hay razón para llamar a toda la UNRWA "organización terrorista"

Estados Unidos, el mayor patrocinador de la ONU y el primero en suspender la financiación de la UNRWA, insiste en que no hay razón para llamar a toda la UNRWA "organización terrorista". Sin embargo, dependiendo de los resultados de la investigación, la forma en que Washington entrega el dinero puede ser revisada, en particular con un mayor control sobre el gasto de los fondos. Al mismo tiempo, el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina, Hussein Al Sheikh, llamó a los países a deshacer su decisión, ya que plantea "grandes riesgos políticos y de ayuda humanitaria".

La UNRWA fue creada en 1949 y su misión es proporcionar todo tipo de ayuda a los refugiados palestinos y proteger sus derechos. Anteriormente, la dirección de URWA anunció que la agencia había despedido a "varios" trabajadores sospechosos de ayudar a Hamás. El número de sospechosos no ha sido especificado, según la Casa Blanca de Estados Unidos, podrían ser "una docena". El jefe de la UNRWA, Philippe Lazzarini, insistió en que los sospechosos, una vez probada su presunta implicación, deben ser sometidos a plena responsabilidad e incluso a una persecución penal.

Esto provocó una reacción inmediata en todo el mundo. El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, está "horrorizado por esta noticia". La UE está "extremadamente preocupada por las acusaciones".

Desde la ONU piden que las ayudas se reactiven

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, pidió el domingo a los países que sigan financiando a la UNRWA, principal agencia que proporciona ayuda en Gaza. Guterres advirtió que la agencia de la ONU para los refugiados palestinos se vería obligada a reducir la ayuda a más de dos millones de palestinos a partir de febrero. El enclave costero está sumido en una grave crisis humanitaria, con una cuarta parte de la población enfrentando el hambre.

"Los abominables presuntos actos de estos miembros del personal deben tener consecuencias", dijo Guterres en un comunicado. "Pero las decenas de miles de hombres y mujeres que trabajan para la UNRWA, muchos de ellos en algunas de las situaciones más peligrosas para los trabajadores humanitarios, no deberían ser penalizados. Deben satisfacerse las extremas necesidades de las poblaciones desesperadas a las que sirven", añadió. De los 12 empleados sospechosos, nueve fueron despedidos inmediatamente, se confirmó la muerte de otro y "se está aclarando la identidad de los otros dos". 

Más de dos millones de los 2,3 millones de habitantes del territorio dependen de los programas de la agencia para "pura supervivencia", incluidos alimentos y refugio, dijo el Comisionado General de la UNRWA, Philippe Lazzarini. Añadió que es un salvavidas que podría "colapsar en cualquier momento" después de que se suspendiera la financiación.

La Liga Árabe critica el cese temporal de las ayudas

Representantes de la Liga Árabe se reunieron de emergencia el domingo en El Cairo para tratar la guerra en Gaza y la crisis humanitaria que se desarrolla en la región. El Representante Permanente de Palestina ante la Liga Árabe condenó el recorte de fondos de la UNRWA y pidió a la comunidad internacional que continúe financiando a la agencia.

Israel, por su lado, no permitirá que los manifestantes bloqueen los camiones que transportan ayuda humanitaria a través del cruce de Kerem Shalom tras el fallo de la CIJ de que se debe permitir la entrada de ayuda a Gaza, informó el periódico israelí 'Haaretz'. El Ejército israelí había permitido que las familias de los cautivos retenidos por Hamás se manifestaran cerca del cruce en los últimos días, deteniendo la entrada de camiones del miércoles al viernes.

La UNRWA tiene 13.000 empleados en Gaza

La UNRWA tiene 13.000 empleados en Gaza, casi todos ellos palestinos. Proporciona servicios básicos, desde atención médica hasta educación, para familias palestinas que huyeron o fueron expulsadas de lo que hoy es Israel. Ha ampliado sus operaciones durante la guerra, gestionando refugios que albergan a cientos de miles de personas desplazadas.

La Casa Blanca trabaja para conseguir un alto el fuego en Gaza

Dos altos funcionarios de la administración Biden explicaron que los negociadores estadounidenses estaban logrando avances sobre un posible acuerdo en virtud del cual Israel pausaría las operaciones militares contra Hamás durante dos meses a cambio de la liberación de más de 100 rehenes.

Los funcionarios, que solicitaron el anonimato para discutir las delicadas negociaciones, dijeron que los términos emergentes del acuerdo aún por cerrar se desarrollarían en dos fases, y que Hamas liberaría a las mujeres, los ancianos y los rehenes heridos restantes en los primeros 30 días. El acuerdo emergente también exige que Israel permita la entrada de más ayuda humanitaria a Gaza.

Se espera que el director de la CIA, Bill Burns, discuta los detalles del acuerdo cuando se reúna el domingo en Francia con David Barnea, el jefe de la agencia de inteligencia Mossad de Israel, el primer ministro de Qatar, Mohammed bin Abdulrahman Al Thani, y el jefe de inteligencia egipcio, Abbas Kamel, para mantener conversaciones centradas en las negociaciones de rehenes.

Netanyahu repite que su misión es acabar con Hamás

A pesar del aparente progreso, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reiteró en una conferencia de prensa televisada el sábado por la noche que la guerra continuaría hasta una "victoria completa", incluido el aplastamiento de Hamás.

Por su lado, la Corte Internacional de Justicia dictaminó el viernes que Israel debe hacer todo lo posible para limitar la muerte. El máximo tribunal de las Naciones Unidas someterá a un mayor escrutinio al Ejército de Israel. El fallo vinculante del tribunal no llegó a ordenar un alto el fuego, pero sus órdenes fueron en parte una reprimenda a la conducta de Israel en su guerra de casi cuatro meses contra los terroristas de Hamas en la Franja de Gaza.

El caso presentado por Sudáfrica ante el tribunal alegó que Israel está cometiendo genocidio, lo que Israel niega con vehemencia. Se espera que una decisión final tarde años. El tribunal también ordenó a Israel que llevara ayuda urgente a Gaza. La cantidad de ayuda que ingresa al territorio sigue estando muy por debajo del promedio diario de 500 camiones antes de la guerra, y las agencias de la ONU dicen que la distribución dentro de Gaza se ha visto gravemente obstaculizada por los combates y los retrasos en los puestos de control israelíes.

PUBLICIDAD

Israel responsabiliza a Hamás de las víctimas civiles

Israel mantiene que los militantes se incrustan en la población local. Israel dice que su ofensiva aérea y terrestre en Gaza ha matado a más de 9.000 militantes.

La ofensiva causó una gran destrucción en el norte de Gaza, donde Israel dice que ha desmantelado en gran medida a Hamás. Los combates se centran ahora en la ciudad sureña de Jan Younis y en un grupo de campos de refugiados construidos en el centro de Gaza que datan de 1948.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Mortal operación encubierta de Israel dentro de un hospital de Cisjordania

Mueren tres soldados estadounidenses en un ataque contra una base militar en Jordania

Se retoman las negociaciones de paz en Qatar: ¿Fin de la guerra en Gaza?