Cataluña declara la emergencia por sequía tras 39 meses sin lluvias sustanciales

Sequía y restricciones en Cataluña
Sequía y restricciones en Cataluña Derechos de autor Emilio Morenatti/Copyright 2024 The AP. All rights reserved.
Por Jaime VelazquezEuronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Cataluña entrará en emergencia por sequía con sus embalses por debajo del 16% y anticipa un verano con mayores restricciones que afectarán también a los millones de turistas que visitan Barcelona

PUBLICIDAD

El Govern de Cataluña, de la mano del conseller David Mascort - Acción Climática - va a comparecer ante los medios de comunicación para dar a conocer la decisión sobre el alarmante estado de sequía que se avecina en la región.

Los embalses catalanes han bajado del 16% de capacidad lo que hace imprescindible tomar medidas restrictivas hasta que vuelvan las lluvias.

Entre las restricciones comentadas existe una que salpicará directamente a los habitantes, 200 litros de agua por habitante y día.

El sistema  de pantanos, acuíferos, plantas de potabilización y desalinizadoras más importante de Cataluña, Ter-Llobregat, es el más afectado. 

Abastece a 202 municipios del área metropolitana de Barcelona y la parte sur de Girona, con más de seis millones de habitantes.

Fases de emergencia y limitaciones

La fase de emergencia tiene tres estadios de restricciones de gasto de agua:

El primero es en el que se acaba de entrar con una limitación de agua de 200 litros por habitante y día para todo tipo de usos (tanto personal como lúdico o comercial).

En el estadio dos esa restricción baja a 180 litros y en el estadio tres baja a 160 litros, además de incrementar otras restricciones.

Se reduce en un 80% el riego agrícola, en un 50% el de ganadería y en un 25% el industrial y recreativo.

La limpieza de espacios urbanos no podrá realizarse con agua potable salvo caso de accidente o incendio. Sí se permite el uso de agua regenerada o freática.

Entre las limitaciones de gasto de agua se incluyen algunas como la prohibición de lavar el coche salvo en establecimientos con sistema de recirculación de agua o bien el llenado de piscinas, salvo las que sean para uso de práctica deportiva federada.

Saltarse estas limitaciones puede conllevar multas que van desde los 50 euros hasta los 3.000 euros.

En el caso de hoteles y zona de acampada ya se están tomando medidas para rellenar piscinas con agua de mar y evitar que se vean afectadas las próximas temporadas de Semana Santa y verano en caso de que se prorrogue este periodo de sequía.

Tampoco se podrá usar agua para regar de jardines o zonas verdes, públicas o privadas, salvo si es para la supervivencia de arbolado o jardines botánicos públicos siempre y cuando se haga con aguas regeneradas o freáticas.

En caso de que esta situación de sequía se mantenga en el tiempo se están sopesando medidas como utilizar barcos para transportar agua desde Tarragona hasta el Puerto de Barcelona.

Más de tres años sin lluvia

Cataluña encadena 39 meses sin lluvias sustanciales, lo que ha llevado ya a la declaración de emergencia por sequía el verano pasado en tres de sus cuencas y a introducir medidas de ahorro en los sectores agrícola e industrial. 

"Ahora entramos ya en la cuenca del Ter-Llobregat; en la zona donde hay más población de la región que es el área metropolitana", explicó a Euronews Anna Barnadas, secretaria de Acción Climática de la Generalitat de Cataluña.

El agua para el consumo doméstico está garantizada. El área metropolitana de Barcelona consume una media de 170 litros diarios per cápita al día… Si nada cambia -tendrían que producirse 90 días de lluvia continuada durante la primavera-, en el mes de junio el agua disponible podría no alcanzar para satisfacer la demanda.

PUBLICIDAD

El plan de emergencia incluye tres fases, con mayores restricciones de consumo según avances las reservas hídricas. Pero el 'govern' confía en la climatología y en las medidas de ahorro para dilatar lo más posible nuevos recortes.

"La Generalitat de Cataluña lleva ya tiempo creando agua. Con agua regenerada y agua desalinizada ya hemos conseguido aplazar la declaración de emergencia en más de un año", añadió la secretaria de Acción Climática.

"Entre el esfuerzo de la gente en todos los sectores y a la población a nivel individual, hemos conseguido alargar la fase de pre-emergencia y esparamos que en esta fase uno de emergencia la gente también se corresponsabilice de esta acción que tenemos que hacer como país".

Restricciones en temporada turística

Fuentes consultadas consideran que en el peor de los escenarios el sistema podrá garantizar un máximo de 110 litros al día por persona en el área metropolitana, por lo que en ese caso se haría imprescindible el trasvase de agua de otros lugares.

Si nos se producen nuevas precipitaciones en primavera los recortes afectarán a todos los sectores, también el sector turístico y a los millones de personas que visitan Barcelona durante la época estival.

PUBLICIDAD

"El sector turístico también se está preparando para esta sequía y se están haciendo campañas de información en los aeropuertos para todas aquellas personas que visitan Cataluña para que los turistas entiendan cuál es el momento de sequía en Cataluña y también adecúen sus rutinas y sus hábitos", explicó Anna Barnadas a Euronews.

"Cuando un turista nos visita tiene la misma dotación que cualquier ciudadano de Cataluña y por tanto también tiene que hacer su restricción en el uso del agua", añadió Barnadas.

En el puerto de Barcelona ya se han llevado a cabo mejoras de infraestructuras en caso de que tenga que producirse como último recurso la descarga de agua de buques cisterna para abastecer a la ciudad.

Pero en Barcelona preocupan otros barcos, los cruceros en los que cada día desembarcan miles de turistas y que se abastecen de agua en los muelles de la Ciudad Condal. Se calcula que los cruceros gastan entre 200 y 400 litros de agua por pasajero al día.

La Autoridad Portuaria asegura que el consumo de los cruceros apenas supone el 1% del gasto de Barcelona y ha solicitado a las navieras que se abastezcan en la medida de lo posible en otros puertos.

PUBLICIDAD

Estos barcos de pasajeros cuentan con sistemas propios de producción de agua dulce que utilizan para garantizar el abastecimiento entre sus escalas, pero los más de 400 cruceros con base en Barcelona deberán partir con sus depósitos llenos. Un estudio de la Universidad de Baleares calcula que uno de estos barcos recarga una media de 628.000 litros en su puerto base.

"Todo son recomendaciones, sugerencias... No hay ninguna limitación concreta. Entonces si lo dejamos a la buena voluntad de las empresas crucerísticas pues puede ocurrir que los crucerístas estén gastando agua sin ningún problema y la ciudadanía tengamos durante horas el agua cortada. Ya podemos imaginar qué tipo de distopía es esa situación", aseguró a Euronews Jaume Osete, portavoz de la plataforma Stop Cruceros de Cataluña.

Una nueva cultura del agua

La sequía no afecta sólo a Cataluña, sino a toda la cuenca mediterránea y el sur de España. Andalucía ha pedido a Bruselas activar el Fondo de Solidaridad por la sequía y anticipa también un verano con severas restricciones. 

La falta de precipitaciones debido al cambio climático afectará cada vez más a la región mediterránea y hace necesaria la creación de nuevas infraestructuras y una nueva cultura del agua para garantizar el abastecimiento.

"Hace mucho tiempo que sabemos que nuestra cuenca mediterránea va a pasar a tener una situación climática parecida a lo que tenían latitudes inferiores en el pasado y por tanto ahora estamos en un momento muy agudo de sequía, pero sabemos que cuando salgamos siempre vamos a permanecer en un estado de menos disponibilidad de agua de la que teníamos", recordó Anna Barnadas.

PUBLICIDAD

Gracias a las desaladoras y a instalaciones de regeneración de agua la Geneneralitat de Cataluña ha logrado ‘fabricar’ agua para cubrir el 60% de las necesidades del área metropolitana.

"Hay una campaña de la Generalitat de Cataluña que dice 'El agua no cae del cielo', y por tanto no podemos esperar el agua de la lluvia. Por tanto, siempre en este marco de sequía más o menos crónica que va a sufrir el país, tenemos que extremar al máximo los abastecimientos con este tipo de agua regenerada".

Debido a la sequía la mitad del agua que discurre por el LLobregat procede de la planta de regeneración que utiliza el agua de la depuradora de Barcelona. Las instalaciones aportan el 25% de las necesidades hidricas del área metropolitana para riego y agua potable, además garantizar el caudal ecológico del río y la recarga del acuífero para evitar infiltración de agua de mar.

La secretaria de Acción Climática confió en que este episodio de sequía contribuya a la concienciación de la población de la limitización de los recursos hídricos disponibles. 

"Quizá sirva para dar un paso adelante, con más firmeza y más rápido de lo que esperábamos a esta nueva cultura del agua. Poco a poco, socialmente, iremos entendiendo qué representa vivir con un poquito menos de agua y dejar de pensar que es un bien infinito", concluyó Anna Barnadas.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Este estanque de Hawaii se ha vuelto misteriosamente rosa. ¿Es culpa de la sequía?

La sequía deja al descubierto rostros humanos mientras las comunidades del Amazonas hacen cola para conseguir agua

Aceite de oliva: El 'oro líquido' español alcanza precios de récord por la sequía y el calor