EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

La sequía deja al descubierto una iglesia del siglo XI hundida mientras España lucha contra una prolongada escasez de agua

La iglesia del embalse de Sau lleva sumergida unos 60 años.
La iglesia del embalse de Sau lleva sumergida unos 60 años. Derechos de autor EBU
Derechos de autor EBU
Por Euronews Green con EBU
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los "turistas de la sequía" visitan la iglesia del siglo XI que quedó sumergida hace 60 años.

PUBLICIDAD

Una iglesia del pueblo hundido de Sant Romà de Sau ha emergido de las aguas de un embalse. Inundado hace 60 años para formar el embalse de Sau, que abastece de agua a la ciudad de Barcelona, sólo la parte superior de la torre de tres pisos de la iglesia suele asomar por encima de la superficie. Ahora, el edificio del siglo XI se alza firme sobre tierra firme y ha empezado a atraer a los "turistas de la sequía".

Imagen de la iglesia.
Imagen de la iglesia.EBU

"Es increíble cuánto ha bajado el nivel del agua", dice Sergio Ibérico, que visita el embalse a menudo. "Recuerdo que remaba aquí y el nivel del agua estaba en la ventana de la torre de la iglesia", asegura. El nivel actual del agua en el embalse de Sau es de sólo el 6% de su capacidad. El año pasado por estas fechas estaba en torno al 19% y la media de enero suele superar el 90%.

Antonio Rodríguez, que vive cerca del embalse, afirma que el descenso del nivel del agua le ha dejado preocupado. "El agua se está acabando. Ya restrinjo el consumo de agua, sólo uso la necesaria, pero nos estamos quedando sin agua", recalca. La iglesia de Sant Romà de Sau es sólo un signo de la emergencia por sequía a la que se enfrenta el país.

La sequía aumenta la factura del agua y el precio de los alimentos

Las regiones españolas más afectadas por la prolongada sequía son Andalucía y Cataluña, ambas importantes zonas agrícolas y productoras de alimentos. En Cataluña, la sequía dura ya tres años y sólo queda el 17% de las reservas de agua de la región. Si esa cifra desciende al 16%, el gobierno de Cataluña tendrá que declarar el estado de emergencia e imponer restricciones más estrictas al uso del agua en los hogares.

Las facturas del agua ya han aumentado y el uso del agua para la agricultura está restringido. Ya no se riegan los parques, las fuentes están secas y no está permitido llenar las piscinas privadas.

El precio del aceite de oliva en España ha alcanzado un récord.
El precio del aceite de oliva en España ha alcanzado un récord.AP Photo/Bernat Armangue, File

Algunos gimnasios de la región han empezado a cobrar un suplemento por el uso de sus piscinas, y algunos las han cerrado por completo. El impacto de la sequía también se está reflejando en el aumento del coste de la fruta, las verduras y el aceite de oliva en todo el país

El precio del aceite de oliva, en particular, ha alcanzado un nivel récord, con un aumento de más del 50% respecto al año pasado. Muchas tiendas españolas han empezado a poner etiquetas de seguridad en las botellas.

¿Puede la desalinización resolver el problema de la sequía en España?

Barcelona también alberga la mayor desalinizadora de Europa, que produce agua dulce a partir del cercano mar Mediterráneo. Laia Hernández Lloret, portavoz de la planta, afirma que sin ella se habrían aplicado estrictas restricciones de agua y el estado de emergencia en la región hace al menos seis meses. Millones de turistas y residentes de Barcelona no tendrían agua suficiente.

"De 100 litros de agua salada obtenemos 45 litros de agua dulce. En estos momentos, esta desalinizadora produce alrededor del 20% del agua dulce que necesita Barcelona", dice el director de la planta del Llobregat, Carlos Miguel.

Un trabajador recorre el gasoducto que transporta agua de mar a los filtros de la desaladora más grande de Europa en Barcelona.
Un trabajador recorre el gasoducto que transporta agua de mar a los filtros de la desaladora más grande de Europa en Barcelona.AP Photo/Emilio Morenatti

Pero, añade Miguel, actualmente funcionan a plena capacidad y no pueden desalinizar más agua. Transformar el agua de mar en agua dulce no resolverá por sí solo el problema de la sequía en España.

Es demasiado lento, caro y consume mucha energía. A menos que esa energía proceda de fuentes renovables, la contaminación causada por la desalinización también acelerará el cambio climático, que está contribuyendo a la escasez de agua. Sin embargo, mientras el problema persiste, España planea construir dos nuevas plantas desalinizadoras en las regiones más afectadas, Andalucía y Cataluña.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Grupos ecologistas ven inviable trasladar agua en barco para paliar la sequía

Colapsa el suelo de un monasterio del siglo XV durante una boda en Italia

La sequía en la Amazonía hace desaparecer por completo un lago